Memphis no retiró ninguna camiseta en sus primeros 25 años de historia, pero hay seis jugadores a los que se les podría retirar pronto.

La expansión de la NBA de 1995 fue la última del siglo XX y la única que permitió la inserción de al menos un equipo no estadounidense a la liga, con el detalle que ingresaron dos canadienses. Ellos fueron los Toronto Raptors y los Memphis Grizzlies.

A diferencia de los Raptors, los Grizzlies luego se relocalizaron. Tras pasar seis flojísimas campañas entre 1995 y 2001 en las que no tuvieron éxito deportivo ni una real conexión con la ciudad, la franquicia fue vendida a Michael Heisley, quien logró que la NBA acepte relocalizar la franquicia en Memphis, Tennesse.

Desde el 2001, Memphis supo forjar una identidad deportiva a base del Grit-and-Grind (huevos y molido). De la mano de gerentes generales como Jerry West, Chris Wallace y Jason Levien, la franquicia fue encontrando la conexión con el público, como también recolectando el talento necesario para hacer sus primeras apariciones en los Playoffs.

A lo largo de 19 años, la franquicia logró clasificarse diez veces a la postemporada, protagonizar una eliminación de un equipo en el octavo puesto al primero de la conferencia (4-2 a San Antonio Spurs) en 2011, y acceder a una final de conferencia en 2013 (4-0 a favor de los Spurs).

Al cabo de sus 25 temporadas en la NBA, la franquicia no retiró ningún número en honor a sus referentes, aunque esto sucederá más temprano que tarde. La franquicia ya anunció que lo hará para con dos referentes defensivos de aquel elenco finalista de 2013 como Zach Randolph (50) y Tony Allen (9).

En cuanto a Randolph, llegó a Memphis en 2009 luego de pasos por Blazers, Knicks y Clippers. El interno tuvo un impacto inmediato, potenciándose junto al joven Marc Gasol, mientras que logró sus mejores números en la primera temporada con 20,8 puntos, 11,7 rebotes y 1,0 robos, volviéndose el segundo Grizzlie de la historia en decir presente en el All-Star Game.

Desde entonces, disputó otras siete temporadas en las que supo ser el líder interno defensivo de la franquicia, ser electo como All-Star en 2013 y acertar un tiro letal en el tercer juego de la primera ronda del 2011 ante San Antonio.

Por su parte, Allen llegó a la organización en 2010 tras seis temporadas en los Boston Celtics y se volvió el complemento defensivo ideal para un perímetro marcado por jugadores de capacidad ofensiva como Mike Conley, Rudy Gay y Courtney Lee, entre otros. Si bien nunca se destacó a la hora de los números, sus aportes defensivos fueron vitales, ganándose la oportunidad de formar parte de seis quintetos defensivos ideales en siete temporadas.

Además, hay otros cuatro jugadores en la mira para cuando estos se retiren:

Pau Gasol (16): El primer gran referente de la franquicia. ROY de la temporada 2000-2001, líder de los equipos que lograron las primeras clasificaciones a postemporadas y primer representante de la franquicia en un All-Star Game, en la campaña 2005-06. Además de ser el 4° en puntos (8966), 5° en asistencias (1473), 3° en rebotes (4096) y 2° en tapas (877).

Marc Gasol (33): Los Lakers tenían sus derechos, pero lo traspasaron a los Grizzlies a cambio de su hermano, Pau, junto a varios jugadores de relleno y dos elecciones de primera ronda. Desde su arribo, se volvió uno de los mejores jugadores de la historia de la franquicia, protagonizando la elección al quinteto ideal de novatos 08-09, un premio al defensor del año en 2012-13 junto a su respectiva aparición en el quinteto ideal defensivo y tres llamados a All-Stars (2012, 2015 y 2017). El español lidera muchísimos rubros para la franquicia incluyendo minutos jugados (25917), tiros de campo anotados (4341), dobles anotados (4040), tiros libres anotados (2701), rebotes (5942), bloqueos (1135) y win shares (77,4).

Mike Conley (11): El mejor base de la historia de la franquicia. Un líder totalmente menospreciado por la prensa que llegó a la franquicia en la temporada 2007-08 (cuarta elección del Draft) y que injustamente jamás participó de un All-Star Game, ni tampoco fue electo para un quinteto ideal, sacando el defensivo de la 2012-13. A lo largo de 12 años, el actual armador del Utah Jazz alcanzó el liderazgo en partidos disputados (788), triples anotados (1086), asistencias (4509), robos (1161), puntos (11733) y offensive win shares (45,6).

Rudy Gay (22): El alero fue electo por Houston Rockets con la octava elección del Draft 2006, pero fue enviado a Memphis en un intercambio que tuvo como protagonista a Shane Battier. Después de una buena primera temporada, dio el salto de calidad como sophomore, registrando 20,1 puntos, 6,2 rebotes, 2,0 asistencias, 1,4 robos y un 46% de campo en la 07-08. A raíz de que jugó seis temporadas y media en Memphis antes de su traspaso a Toronto en 2013, no lidera ningún rubro total, aunque es top 5 en casi todos ellos (5° en puntos, rebotes, robos y bloqueos, 10° en asistencias).