Spencer Dinwiddie tomó una decisión divertida: si logra recaudar 24 millones de dólares para donar a causas benéficas, permitirá que los fanáticos elijan para que equipo juega en el futuro.

Todos los fanáticos sueñan con ser GMs de sus respectivas franquicias. Ya sea en el cerebro, en un papel o en un dispositivo electrónico, anotan posibles cambios o movimientos que harían para potenciar a su equipo. El objetivo es claro: formar un equipo capaz de ser campeón de la NBA.

Sin la suerte de poder acomodar las quince piezas a su gusto, en esta cuarentena tendrán la chance de lograr algo sin precedentes: convencer a un jugador como Spencer Dinwiddie para que se sume a su equipo.

¿Cómo es esto? El actual base de los Brooklyn Nets abrió una cuenta en el sitio web Go Fund Me en la cual busca recaudar U$S 24.632.630. Si el público lo logra, promete firmar un contrato de un año con cualquier franquicia que su base de seguidores le recomiende. Además, si no lo logra, donará todo el dinero recaudado a acciones caritativas.

Lo llamativo es que Dinwiddie todavía tiene al menos un año más de contrato, mientras que tiene una opción de 12.3 millones de dólares para la temporada 2021-22.

El armador, que cumplió 27 años en abril, está terminando su sexta temporada en la NBA y su cuarta al frente de los Brooklyn Nets. Esta campaña fue la mejor de su carrera, aprovechando la baja sensible de Kyrie Irving para destacarse con 20,6 puntos, 3,5 rebotes y 6,8 asistencias en 31,2 minutos por partido, todas marcas máximas en su carrera.