La entrada en calor es un momento en clave para todo deportista, ya sea en la previa de un partido o de un entrenamiento rutinario. El trabajo precompetitivo se usa para activar los distintos músculos del cuerpo, entrar en ritmo y, en el básquet, afinar la puntería al aro de cara a un trabajo intenso como un juego o un entrenamiento con contacto.

Sin embargo, a Boris Diaw no le tentaba este trabajo. El francés, que se retiró en 2018, contó una divertida en el Coffee Gang que publicó San Antonio Spurs en sus redes sociales este viernes. En un diálogo con sus ex compañeros Emanuel Ginóbili, Tiago Splitter y Patty Mills, el francés comentó que prefería tomarse un café en la cafetera que tenían en el vestuario, antes de entrar en calor.

“Hacía el trabajo de las filas que nos organizaban, pero después todos tiraban al aro a la vez y no me parecía efectivo. Por eso me iba al vestuario, me tomaba un café y me relajaba para estar listo para el partido”¸comentó el ala-pivote francés entre las risas de sus ex compañeros. Además, señaló que fue algo que empezó a hacer en Phoenix junto a su compañero Raja Bell, quien en vez de tomarse un café tomaba una bebida energizante.

Lógicamente, la insólita manera de pensar de Diaw trabajo varios reproches entre risas de sus amigos. “Nunca entrabas en calor, te movías poco. Nos tomaba diez minutos para que vos entres en calor durante el partido.Mientras tanto Patty y yo estábamos corriendo de un lado para el otro como locos”, le señaló Manu.

A pesar de las risas y de las críticas, el paso de Diaw por San Antonio (2012-16) se dio en un grandísimo nivel, mostrándose como un interno capaz de ser efectivo desde el triple, como también preciso a través de sus pases. El francés fue vital para que los Spurs sean campeones de la liga en 2014.