Woj confirmó que la liga no hará su tarea previa al proceso selectivo, la cual incluía la lotería para definir los primeros catorce puestos y el combine, que sirve para testear a los jugadores.

La NBA tiene una idea firme: continuar la temporada después de la pandemia por el Coronavirus. Por esto todavía no se habló de una posible suspensión, ni cuándo sería una fecha límite para la 2019-20. Lógicamente esto sería bajo otro cronograma, con muchísimas diferencias de lo habitual.

Por esto, las decisiones giran en torno a este sentido. Este viernes por la tarde, los periodistas más cercanos a la liga confirmaron a través de sus fuentes que la tarea previa al Draft fue pospuesta indefinidamente. La determinación se tomó tras la reunión de las treinta franquicias, en las que se tocaron otros temas, como los pasos a seguir de cara a la temporada 2020-21.

La tarea previa al Draft del mayo incluía dos momentos claves: la lotería y el combine. La lotería es el proceso por el cual se sortean los primeros catorce puestos del proceso selectivo, con la participación de los picks que son de las franquicias que no clasificaron a los Playoffs. Como la intención de los dirigentes es seguir la temporada, es imposible decir la cantidad de chances que tendría cada equipo de conseguir el número uno.

Por el otro lado, el combine es una reunión a la cual acuden la mayoría de los jugadores elegibles. A ellos se le realizan pruebas estándar, tanto físicas como del básquetbol propiamente dicho. Esto sirve como complemento al scouting que realiza cada organización, como también una chance de ver cómo manejan la presión de ser observados.

Foto: Getty Images.

En tanto, Woj manifestó que en la reunión también se habló de postergar el Draft. Si bien la junta dirigencial no realizó una votación en cuanto a esta decisión, las fuentes indican que hay un consenso para que esto eventualmente ocurra.

Por último, pensando en un posible cronograma de la 2020-21, la idea de la liga sería empezarla a más tardar el 25 de diciembre. En la noche del jueves se habló de una temporada completa que acabaría entre julio-agosto, lo que modificaría notablemente la presencia de jugadores de la NBA en Tokio 2020 (23 de julio del 2021).

La otra opción sería reducir la cantidad de partidos de fase regular a un 60-65 por equipo, como se realizó en los dos cierres patronales (1998 y 2011). Sin embargo, esta opción no parece viable ya que el Coronavirus generó grandes pérdidas y, ante la reducción de partidos, el ingreso sería notablemente menor.