Scott Perry seguirá siendo el General Manager de New York por una temporada más.

Empiezan a aparecer las primeras movidas en la franquicia neoyorquina, luego del arribo de Leon Rose como Presidente de Operaciones. A diferencia de Chicago, el dirigente de la Gran Manzana optó por retener a uno de los que integra la oficina principal.

Según Shams Charania, prestigioso periodista de The Athletic, Scott Perry continuará en el cargo de General Manager por un año más. La intención sería evaluar cómo se adapta al trabajo con el sucesor de Steve Mills, con quien trabajo en los últimos tres años.

Perry asumió en el puesto a partir del 2017, tras el despido a Phil Jackson. Un movimiento positivo fue hacer un mayor espacio salarial durante el 2019. Pero eso implicó, entre otras negociaciones, traspasar a dos grandes jugadores, Carmelo Anthony (Oklahoma City) y Kristaps Porzingis).

Los Knicks se ilusionaron con la llegada de Kevin Durant y Kyrie Irving en la última agencia libre, debido al dinero disponible. Sin embargo, ambos decidieron mudarse a los Nets, el equipo rival. Esto generó el enojo de los hinchas por los malos resultados que venía arrastrando la franquicia.

En el verano estadounidense arribaron jugadores de buen nivel, como Julius Randle, Bobby Portis, Taj Gibson, Elfrid Payton, Reggie Bullock, Wayne Ellington y Marcus Morris (luego intercambiado con los Clippers por Maurice Harkless). El objetivo fue que acompañaran el crecimiento de los más jóvenes.

La meta de New York en los años venideros será reconstruir a un plantel que debe garantizar una lucha por la postemporada, en un futuro no tan lejano.