Isolation NBA seleccionó a los 30 jugadores que tuvieron un mejor progreso en su equipo en la última fase regular.

Atlanta Hawks: Trae Young

Foto: Getty Images.

29,6 PTS | 9,3 AST | 4,6 REB | 1,1 STL | 0,1 BLK | 43,7% FG | 36,1% 3PT

Después de quedar segundo en la carrera al novato del año, Young dio un salto de calidad en su año de sophomore. El base se volvió el líder definitivo de los Hawks, como también uno de los tiradores más letales que tiene la NBA. El base anotó 1778 puntos para quedar sólo por detrás de James Harden (2096), aunque a diferencia de La Barba repartió 560 asistencias, siendo el segundo en el rubro (LeBron James dio 636). Así, confirmó su calidad de estrella y se ganó merecidamente el boleto al All-Star Game.

Mención honorable: John Collins también tuvo un gran año (21,6 PTS | 10,1 REB | 1,6 BLK).

Boston Celtics: Daniel Theis

Foto: Getty Images.
Foto: Fox Sports.

9,3 PTS | 6,6 REB | 1,6 AST | 1,3 BLK | 0,6 STL | 56,5% FG | 32,1% 3PT

La discusión estuvo entre el alemán y Jaylen Brown, quien pudo validar su suculento contrato. Sin embargo, el europeo afrontó la difícil tarea de reemplazar a Al Horford tras su salida y lo hizo con un buen aporte en ambos lados de la cancha. Más allá de la llegada de Enes Kanter, supo ganarse la confianza de Brad Stevens para ser el que complete el quinteto titular.

Brooklyn Nets: Spencer Dinwiddie

Foto: Asociated Press.

20,6 PTS | 6,8 AST | 3,5 REB | 0,6 STL | 0,3 BLK | 41,1% FG | 30,8% FG

Si bien Caris LeVert y Taurean Prince tuvieron muy buenas campañas, Dinwiddie tuvo que asumir la posición de ser un constante titular, algo que jamás había vivido en su carrera, ante las dos lesiones de Kyrie Irving. El base apenas bajó su porcentaje a la hora de los lanzamientos, pero también mejoró en el resto de los rubros, incluyendo los puntos. Además, Brooklyn tuvo un +4,2 de rating (cantidad de puntos anotados-cedidos cada 100 posesiones) en la comparación entre cuando estuvo (+0,8) y no estuvo (-3,4) en cancha.

Charlotte Hornets: Devonte Graham

Foto: USA TODAY Sports.

18,2 PTS | 7,5 AST | 3,4 REB | 1,0 STL | 0,2 BLK | 38,2% FG | 37,3% FG

En la comparación de nivel de juego entre las dos temporadas, nadie merece el MIP más que Graham. El base tuvo que agarrar el hierro caliente tras la salida de Kemba Walker y no sólo que lo logró, sino que también liberó a Terry Rozier III de la presión de hacerlo para que asuma su rol de anotador. Además, fue un triplero notable, siendo el quinto más efectivo con un mínimo de 3.7 aciertos por noche.

Chicago Bulls: Zach LaVine

Foto: Asociated Press.

25,5 PTS | 4,8 REB | 4,2 AST | 1,5 STL | 0,5 BLK | 45,0% FG | 38,0% 3PT

LaVine no fue All-Star porque los jugadores convocadores hicieron un mejor trabajo que él. Sin embargo, si hubiese entrado nadie podría haberse quejado, ya que fue una de las grandes revelaciones de la temporada. Se amigó con el tiro, fue letal en ataque y se terminó de definir como escolta ante las presencias de Kris Dunn como del novato Coby White en la base.

Cleveland Cavaliers: Collin Sexton

Foto: Forbes
Foto: Forbes

20,8 PTS | 3,2 REB | 3,0 AST | 1,0 STL | 0,1 BLK | 47,2% FG | 38,0% 3PT

El año de Sophomore de Sexton vino acompañado de un cambio de puesto ante el arribo de Garland. Esta modificación fue positiva ya que pudo desempeñarse como escolta pese a tener una baja estatura para el juego y preocuparse por ser un jugador de definitiva tendencia anotadora. Además, esto le dio confianza, volviéndose un jugador más abierto al trabajo colectivo. El dato de color: promedió 23,6 puntos por noche desde el comienzo del 2020.

Dallas Mavericks: Luka Doncic

Foto: Cordon Press.

28,7 PTS | 9,3 REB | 8,7 AST | 1,1 STL | 0,2 BLK | 46,1% FG | 31,8% 3PT

La pregunta pasaba por si el esloveno había tocado su techo en el primer año NBA, pero rápidamente confirmó que no. El europeo fue un candidato legítimo al premio de MVP durante la primera parte de la temporada, siendo vital en el trabajo ofensivo de su equipo, y rompiendo el récord de triples-dobles de Jason Kidd para volverse el jugador con más triples decenas en la historia de los Mavericks. Además, fue titular del All-Star por primera, y probablemente no última vez, en su carrera.

Denver Nuggets: Jerami Grant

Foto: USA Today Sports.

11,6 PTS | 3,5 REB | 1,2 AST | 0,7 STL | 0,8 BLK | 47,1% FG | 40,0% 3PT

Después de pasar dos años en Oklahoma, Grant decidió dejar Oklahoma y fue enviado a Denver, donde debió prescindir de su rol de titular. Pese a esto, mantuvo muy buenos números, un buen nivel defensivo y siendo el factor X desde el banco.

Detroit Pistons: Christian Wood

Foto: USA Today Sports.

13,1 PTS | 6,3 REB | 1,0 AST | 0,5 STL | 0,9 BLK | 56,7% FG | 38,6% 3PT

Detroit tuvo un pésimo año a causa de las lesiones y de la poca profundidad de su plantel. En este contexto, Wood supo aprovechar la crisis para demostrar su valor, siendo un ala-pivote de buen aporte en ambos lados de la cancha, como también un buen tirador. Su mejor momento llegó tras el traspaso de Andre Drummond, cuando actuó como titular y llegó a mantener marcas de 22,8 puntos, 9,0 rebotes y 1,0 tapas por noche.

Golden State Warriors: Damion Lee

Foto: Bay Arena’s Group.

12,7 PTS | 4,9 REB | 2,7 AST | 1,0 STL | 0,1 BLK | 41,7% FG | 35,6% 3PT

La gran cantidad de bajas importantes confabuló contra Golden State, pero Lee aprovechó para demostrar que es un jugador a considerar a futuro para la banca de Steve Kerr. El escolta supo mantenerse como un tirador sólido con una pequeña caída en sus porcentajes (44,1% FG en la 18-19), pero buenos números considerando que su cantidad de lanzamientos incrementó de 4,3 a 10,4 por noche. Además, supo tener 11 partidos con al menos 20 puntos y registró tres dobles-dobles.

Houston Rockets: Ben McLemore

Foto: USA Today Sports.

9,8 PTS | 2,2 REB | 0,9 AST | 0,6 STL | 0,2 BLK | 44,5% FG | 39,5% 3PT

La temporada 2018-19 había sido complicada para el ex Kings ya que sólo había sido jugado 19 partidos antes de ser cortado, lo que finalizó su segundo ciclo en la franquicia que lo eligió en el Draft 2013. Su gran mejora fue en defensa, algo que no había mostrado tanto en Sacramento como Memphis. Junto a Austin Rivers, otro de los que más creció en el equipo de Mike D’Antoni, McLemore dejó en claro que puede ser un jugador de rol para rotar y hasta acompañar a James Harden en el perímetro.

Indiana Pacers: Domantas Sabonis

Foto: USA TODAY Sports.

18,5 PTS | 12,4 REB | 5,0 AST | 0,8 STL | 0,5 BLK | 54,0% FG | 25,4% 3PT (0,3|1,1)

Indiana hizo el mejor movimiento de sus últimos años al firmarle un contrato de cuatro años y 77 millones de dólares al lituano. El europeo explotó volviéndose uno de los mejores internos del este, castigando de corta y media distancia como también siendo un hombre que marcó su presencia en la defensa como a la hora de los rebotes. Su marcada evolución lo llevó a ser un integrante del All-Star 2020 a los 23 años.

Los Ángeles Clippers: Ivica Zubac

Foto: Forbes.

8,0 PTS | 7,2 REB | 1,1 AST | 0,2 STL | 0,9 BLK | 60,1% FG

Entre la campaña 2018-19 y la 2019-20, el bosnio jugó 87 de los 90 partidos como titular, más allá que Doc Rivers tuvo a otros jugadores internos claves como Montrezl Harrell, JaMychal Green, Patrick Patterson y, durante un corto lapso, Marcus Morris en el plantel. Pese a todo esto, el europeo continuó siendo una fija a la hora de los rebotes, un buen anotador interno y un buen defensor.

Los Ángeles Lakers: Kentavious Caldwell-Pope

9,5 PTS | 2,1 REB | 1,7 AST | 0,8 STL | 0,2 BLK | 47,2% FG | 39,4% 3PT

A diferencia de Alex Caruso, KCP tuvo que lidiar con un flojo inicio de temporada, en el que la mayoría sugería que debía ser traspasado. Sin embargo, el escolta continuó trabajando y a base de buenos rendimientos se volvió el anotador más constante de la segunda línea de Frank Vogel, además del jugador que aportó el lanzamiento externo que tanto necesitaba el equipo.

Memphis Grizzlies: Dillon Brooks

Foto: Getty Images.

15,7 PTS | 3,3 REB | 2,0 AST | 0,9 STL | 0,4 BLK | 40,2% FG | 36,9% 3PT

Otro de los casos discutidos: ¿era para él o DeAnthony Melton? Si bien Melton registró uno de los mayores saltos de la temporada, Brooks supo sobreponerse a una 2018-19 plagada de lesiones y volverse un acompañante clave de Ja Morant en el perímetro. A partir de su buen rendimiento, la franquicia se movió rápido y le renovó por 35 millones en 3 años.

Miami Heat: Bam Adebayo

Foto: Getty Images.

16,2 PTS | 10,5 REB | 5,1 AST | 1,2 STL | 1,5 BLK | 56,7% FG

Si bien Adebayo ya tenía potencial de estrella, la salida de Whiteside le hizo escalar a los puestos de defensores más determinantes de la liga, además de acceder a su primer juego de las estrellas. Su trabajo en el marcaje estuvo al nivel de otros grandes como Anthony Davis y Giannis Antetokounmpo, mientras que también fue letal en el goleo interior. Su próximo desafío: mejorar el lanzamiento externo.

Milwaukee Bucks: Donte DiVincenzo

Foto: Getty Images.

9,4 PTS | 4,9 REB | 2,3 AST | 1,4 STL | 0,3 BLK | 46,2% FG | 34,4% 3PT

Ser un joven en un equipo ganador no es nada fácil, pero DiVincenzo se ganó un lugar en la rotación de Mike Budenholzer gracias a volverse el complemento perfecto: triple y defensa. El de 22 años fue uno de los mejores defensores de la campaña (el tercero en defensive rating con 98,5), mientras que también fue ganando confianza y precisión con el lanzamiento externo. De seguir así, existe una chance que lo veamos siendo titular de los Bucks en un futuro más cercano que lejano.

Minnesota Timberwolves: Malik Beasley

Foto: USA Today

11,2 PTS | 2,7 REB | 1,4 AST | 0,7 STL | 0,1 BLK | 42,5% FG | 38,8% 3PT

Beasley fue el principal jugador de la rotación de Mike Malone en Denver, mostrándose como un jugador constante en ataque, capaz de darle aire a Jamal Murray a la hora de la rotación. Sin embargo, su llegada a Minnesota le dio la chance de tomar más protagonismo y explotar: 20,7 puntos, 5,1 rebotes y 0,6 asistencias en 33,1 minutos para dejar en claro que los deberían intentar renovarle en la agencia libre.

New Orleans Pelicans: Brandon Ingram

Foto: AP.

24,3 PTS | 6,3 REB | 4,3 AST | 1,0 STL | 0,7 BLK | 46,6% FG | 38,7% 3PT

Uno de los máximos beneficiados en el traspaso de Anthony Davis a los Lakers fue Brandon Ingram. El alero pudo alejarse de los focos en Los Ángeles, volviéndose el alero tirador que tanto prometía en su etapa universitaria. Mejoró en su goleo, en el lanzamiento externo y en su aporte general, volviéndose, quizá, el mayor candidato al MIP de la 2019-20.

New York Knicks: Frank Ntilikina

Foto: USA Today Sports.

6,3 PTS | 3,0 AST | 2,1 REB | 0,9 STL | 0,3 BLK | 39,3% FG | 32,1% 3PT

Después de un buen Mundial de China en el que ganó una medalla de bronce, el base francés volvió a ser valorado por la franquicia de la Gran Manzana. A través de su defensa se ganó un lugar en la rotación de David Fizdale y luego lo sostuvo Mike Miller. Su próximo paso será mejorar el tiro para consolidarse como un base titular en la liga.

Oklahoma City Thunder: Dennis Schröder

Foto: Sports Ilustrated.

19,0 PTS | 3,7 REB | 4,1 AST | 0,7 STL | 0,2 BLK | 46,8% FG | 38,1% 3PT

El alemán fue un serio candidato al sexto hombre del año. Después de una primera temporada en Oklahoma en la que tuvo que ajustarse al juego de Westbrook, el europeo pudo tener una mayor libertad ante la presencia asistidora de Chris Paul. Así, pudo desplegar su capacidad para penetrar y golpear de corta como media distancia. Además, le agregó el triple a su juego, registrando casi dos aciertos por noche por primera vez en su carrera.  

Orlando Magic: Markelle Fultz

Foto: The Washington Post.

12,1 PTS | 5,2 AST | 3,3 REB | 1,3 STL | 0,2 BLK | 47,3% FG | 25,4% 3PT

Si bien fue traspasado en febrero del 2019, Fultz recién hizo su debut en el Magic esta temporada. El base se ganó la confianza de Steve Clifford, D.J. Augustin le cedió su lugar en el quinteto inicial y hasta llegó a hacer un triple-doble en la mejor victoria de la temporada, la de local sobre Los Ángeles Lakers.

Philadelphia 76ers: Furkan Korkmaz

Foto: Sports Ilustrated.

9,7 PTS | 2,3 REB | 1,1 AST | 0,6 STL | 0,2 BLK | 43,2% FG | 39,7% 3PT

Después de dejar ir a Jimmy Butler y J.J. Redick, Philadelphia quedó necesitado de sumar a un tirador, el cual terminó encontrando en su propio plantel. El turco terminó de demostrar su valor desde enero, cuando elevó su goleo a 11,4 puntos por partido, además de registrar casi 2,5 aciertos externos por noche.

Phoenix Suns: Aron Baynes

Foto: Hoops Habit.

11,5 PTS | 5,6 REB | 1,6 AST | 0,2 STL | 0,5 BLK | 48,0% FG | 35,1% 3PT

El australiano supo ser campeón de la NBA con San Antonio Spurs, pero jamás tuvo el rendimiento individual que demostró este año en Phoenix. Potenciado por su gran Mundial, el interno empezó a ser letal desde lejos y hasta se dio el lujo de acertar nueve triples en la victoria sobre los Blazers del 6 de marzo para establecer un nuevo récord de franquicia.

Portland Trail Blazers: Hassan Whiteside

Foto: USA Today Sports

16,3 PTS | 14,2 REB | 1,2 AST | 3,1 BLK | 0,4 STL | 61,8% FG

Después de quedar muy cuestionado por sus últimos años en Miami, Whiteside cambió de aire y le sacó el mayor provecho a esta situación. El pivote estuvo cerca de todos sus récords de carrera, mostrándose como una gran opción para acompañar a un equipo plagado de tiradores. La duda pasa por qué hará la franquicia cuando retorne Jusuf Nurkic.

Sacramento Kings: Nemanja Bjelica

Foto: US News.

11,9 PTS | 6,4 REB | 2,8 AST | 0,8 STL | 0,5 BLK | 47,5% FG | 42,4% 3PT

El serbio ya era conocido por su impacto en el goleo externo, pero este rol dio un salto superlativo en la 19-20. El europeo tomó casi dos tiros más por noche y fue el 12° jugador más efectivo desde lejos con el mismo porcentaje que Davis Bertans y Justin Holiday. Además, registró marcas máximas en todos los rubros durante esta campaña.

San Antonio Spurs: Lonnie Walker IV

Foto: Pounding the rock.

5,6 PTS | 2,2 REB | 0,9 AST | 0,5 STL | 0,2 BLK | 43,4% FG | 40,8% 3PTS

Después de pasar la mayor parte de su primera temporada entre algodones y en la G-League, Walker IV pudo demostrar todo su potencial en esta campaña. Walker tuvo tres de sus cinco apariciones como titular en marzo, mientras que su mejor noche fue ante los Houston Rockets, el 3 de diciembre, cuando encajó 28 puntos para liderar la remontada de su equipo en el clásico texano.

Toronto Raptors: Pascal Siakam

Foto: AP.

23,6 PTS | 7,6 REB | 3,6 AST | 1,0 STL | 0,9 BLK | 45,9% FG | 36,5% 3PT

La salida de Leonard dejó a Toronto en un mar de dudas sobre si iba a poder ser competitivo o no. La elección de Siakam pasa por un rol de liderazgo como aporte en ambos costados de la cancha. Sin embargo, Fred VanVleet y O.G. Anunoby también dieron un paso hacia delante para que el equipo de Nick Nurse continúe en la élite de la conferencia del este.

Utah Jazz: Jordan Clarkson

Foto: Getty Images.

15,1 PTS | 2,7 REB | 2,0 AST | 0,7 STL | 0,2 BLK | 46,5% FG | 36,8% 3PT

El cambio a una franquicia competitiva reposicionó a Clarkson y lo puso en un lugar para alcanzar el potencial que alguna vez demostró en Los Ángeles Lakers. Desde su llegada a Utah, promedió 15,6 puntos, 2,9 rebotes, 1,6 asistencias, 0,8 robos y 0,2 tapas. Además, tuvo tres partidos en los que anotó al menos 30 puntos.

Washington Wizards: Davis Bertans

15,4 PTS | 4,5 REB | 1,7 AST | 0,7 STL | 0,6 BLK | 43,4% FG | 42,4% 3PT

Después de protagonizar una de las grandes novelas del verano, el letón arribó a la capital y se dio el gusto de tener su mejor año de la temporada. Al igual que Bjelica, dio un salto de calidad ofensivo, mientras que se ganó un lugar como titular indiscutido en la franquicia. Fue el único acompañante constante de Beal, mientras que tuvo tres partidos en los que anotó al menos ocho triples y cinco en los que aportó como mínimo siete aciertos externos.