Las franquicias no podrán reabrir sus instalaciones hasta el viernes 8 de mayo, como mínimo.

La NBA le había avisado el sábado pasado a los equipos que, a partir del 1 de mayo, podrían volver a abrirse las puertas de los centros de entrenamientos que se encontraban en estados de menor emergencia sanitaria.

Sin embargo, la entidad estadounidense confirmó en un comunicado que las instalaciones no estarán disponibles antes del viernes 8 de mayo. Asimismo, solo podrán entrenar cuatro jugadores a la vez desde esa fecha, y no estarán presentes entrenadores ni asistentes. Tampoco podrán practicar a otro lugar que no sea el centro de entrenamiento de la franquicia.

Minutos antes de la noticia, el Presidente de Operaciones y General Manager de Atlanta, Travis Schlenk, le avisó a Adrian Wojnarowski que los Hawks no iban a reabrir sus puertas el viernes venidero. “Vamos a esperar a ver qué ocurre en el estado con el correr de las semanas”, dijo a pesar de que Georgia (estado donde está el equipo) haya flexibilizado las medidas sobre el aislamiento social.