Lo harán aquellos elencos que estén en ciudades con menores medidas restrictivas por el Covid-19. Sin embargo, seguirán prohibidos los entrenamientos de equipos completos.

El aislamiento preventivo y obligatorio general de Estados Unidos llegará a su fin a las 23:59 del próximo jueves 30 de abril. Desde el 1 de mayo, las medidas girarán en torno a las situaciones específicas de cada estado, con algunos de estos manteniendo la dureza, mientras que otros permitirán el regreso de más actividades económicas.

En cuanto a la NBA, la situación de cada equipo empezará a depender de la medida estatal. Por lo pronto, la liga permitirá los entrenamientos individuales o de pequeños grupos en aquellos estados con mayor apertura, mientras que el resto considera trasladarse a estos lugares en pos de poder trabajar.

Más allá de todo esto, los equipos no podrán hacer prácticas con todos los integrantes de su plantel, sino que deberán dividirse en turnos o grupos para poderlas llevar a cabo.

Según Adrian Wojnarowski, la decisión no tiene una relación estrecha con un posible regreso de la liga. Sin embargo, le permitirá a los jugadores empezar a alistarse físicamente ante un hipotético regreso.