El propietario de los Knicks dejó atrás su enfermedad por el Covid-19 y ofreció su muestra a los laboratorios.

La NBA quedó suspendida el 11 de marzo del 2020 cuando Rudy Gobert dio el primer positivo por el Covid-19. Luego se confirmaron públicamente otros trece casos, incluyendo a Donovan Mitchell, Kevin Durant, Marcus Smart y Christian Wood. No obstante, luego de las distintas reuniones que mantuvieron los propietarios de la liga, el comisionado Adam Silver le manifestó a los medios que hubo más de catorce casos, pero que estos no fueron manifestados por fuera de los dirigentes de la liga.

Por fuera de los jugadores, también hubo varios casos dirigenciales, aunque el más conocido de ellos fue el de James Dolan, propietario de los New York Knicks. Después de hacer el aislamiento correspondiente, este jueves se confirmó que el mandamás de la franquicia de La Gran Manzana pudo dejar atrás la enfermedad, como también que donó su plasma para que este sea examinado por la ciencia en pos de hallar una cura.

La NBA todavía no tiene decidido si continuará la temporada o si se cancelará. Esto se reevaluará desde el próximo viernes 1 de mayo, cuando se reactive la actividad económica en Estados Unidos.