El ala-pivote lo hizo a través de una carta en su cuenta personal de la red social Twitter. A lo largo de sus diez años de carrera vistió las camisetas de cinco equipos.

El Coronavirus trajo muchísimas noticias para la NBA. Entre ellas, apareció una nueva este martes por la tarde ya que Trevor Booker le puso fin a su carrera de jugador de la NBA.

El ala-pivote llegó a la liga a través del Draft del 2010, cuando fue electo con la 23° posición por los MInnesota Timberwolves, aunque luego fue traspasado a los Washington Wizards, donde hizo su debut el 28 de octubre de aquel año.

A lo largo de su carrera, vistió las camisetas de otro cuatro equipos: Utah Jazz, Brooklyn Nets, Philadelphia Sixers e Indiana Pacers. Su momento más destacado se dio en Utah, donde logró volverse un sexto hombre capaz de anotar en el interior pese a su falta de altura, como también rebotear en ambos tableros.

En la 2016-17, en Brooklyn, tuvo sus mejores números, con 10,0 puntos, 8,0 rebotes, 1,9 asistencias, 1,1 robos y 0,4 tapas por encuentro.

No obstante, a meses (25 de noviembre) de cumplir 33 años y, tras dos campañas sin actividad, decidió cerrar las puertas a un regreso. Lo hizo a través de una larga carta en la que mencionó que el básquetbol le cambió su manera de mirar el mundo, ya que pese a su falta de altura y a no ser considerando uno de los mejores proyectos del 2010, supo que tenía que sacrificarse en pos de mejorar.

Al hacerlo, no sólo pudo vivir el sueño de jugar en la NBA, sino también invertir en cosas que nunca consideró: “Soy el dueño de una escuela secundaria que fue construida desde los cimientos por mi mejor amigo y yo. Soy el dueño minoritario de una franquicia de fútbol soccer que se llama DC United. Pude trabajar en un proyecto de ‘Shark Tank’ con Mark Cuban -dueño de los Dallas Mavericks- como socio. Estoy haciendo cosas que cuando era chico ni sabía que existían. Todo esto se lo debo al básquetbol. Nunca imaginé que mi amor por este juego me llevaría a lugares a los que muchos sueñan estar, pero pocos alcanzan”.