El árbitro dio negativo a la enfermedad que azota a la población mundial. Había dirigido el Jazz-Raptors del pasado lunes.

Una vez que se suspendió la NBA por el Coronavirus, se empezó a analizar las posibles conexiones de los distintos agentes cercanos a la liga con el Utah Jazz, equipo que confirmó los primeros dos casos (Rudy Gobert y Donovan Mitchell).

El elenco de Quin Snyder venía de jugar contra los Toronto Raptors en la jornada del lunes. El combinado canadiense se aisló por decisión propia hasta obtener los resultados de los testeos, los cuales fueron rápidamente confirmados como todos negativos, exceptuando a Serge Ibaka, que había tenido constante contacto con el pívot francés en la jornada del lunes. Para su alegría, su resultado también fue negativo.

Así, la única duda pasaba por Courtney Kirkland (46 años), el árbitro que había dirigido el partido en Utah. Luego de aislarse en Sacramento tras no haber podido dirigir el Kings-Pelicans para prevenir un esparcimiento de la enfermedad, el juez recibió este domingo los resultados de sus exámenes con la buena noticia que fueron negativos.

De esta manera, el árbitro, que está trabajando por 20° temporada, fue liberado de su reclusión y podrá volver a Atlanta para reencontrarse con su familia.