Los canadienses decidieron aislar a sus jugadores tras haber tenido contacto directo con Rudy Gobert en la jornada del lunes.

La confirmación del Coronavirus contraído por Rudy Gobert, pívot del Jazz, llevó a la NBA a suspender la temporada hasta nuevo aviso. La liga estadounidense se tomará un tiempo para esperar a tener las condiciones que considera ideales para volver a su cronograma habitual, el cual podría ser modificado según el tiempo que tarde en encontrarse la cura para la pandemia mundial.

Sin embargo, este miércoles por la noche recomendó aislar a los integrantes de los planteles que enfrentaron al Utah Jazz en los últimos diez días (Cleveland Cavaliers, New York Knicks, Boston Celtics, Detroit Pistons y Toronto Raptors).

El primer equipo que tomó esta medida fue el canadiense, que había enfrentado al Jazz en la jornada del lunes y le había cortado una racha de cuatro victorias en fila. Serge Ibaka fue el encargado en defender al europeo durante 37 minutos, aunque el resto del equipo también estuvo en contacto físico con el francés como con el africano nacionalizado español.

Se espera que el resto de los cuatro equipos tomen la misma determinación, mientras la NBA continúa a la espera de nuevos casos que se pueden replicar a lo largo de la liga.