La liga tomó varias decisiones tras la reunión de la junta de los gobernadores. Además, se consideran varias opciones de cara al posible reinicio del certamen.

La NBA tomó la única decisión que tenía sobre la mesa durante la noche del miércoles. Al confirmarse el primer caso de Coronavirus, que fue contraído por el pívot del Utah Jazz, Rudy Gobert, la liga decidió suspender la actividad hasta que las condiciones estén dadas para retomar la actividad, sin exponer a jugadores, entrenadores, cuerpos técnicos, dirigentes, ni fanáticos.

Tras esta determinación, este jueves por la tarde se reunió la junta de gobernadores de la liga junto a Adam Silver, el comisionado de la NBA. La primera decisión significativa fue la de suspender la competencia hasta el próximo 11 de abril, como mínimo. El lapso de 30 días le permitirá a la junta evaluar si la situación de Estados Unidos como Toronto permiten el regreso de la fase regular.

Otro punto significativo sobre la continuidad de la temporada 2019-20 es cuándo será el fin de la fase regular. El cronograma estipulaba el cierre de la primera etapa para el miércoles 15 de abril, mientras que el inicio de los Playoffs iba a ser el sábado 18 de dicho mes.

A raíz de lo sucedido, esto será imposible, ya que la mayoría de los equipos debe 18 partidos y la intención es evitar el cierre abrupto de este lapso. Todo esto por tres puntos significativos: ya que hay equipos peleando para ingresar a los Playoffs (Memphis Grizzlies, Portland Trail Blazers, New Orleans Pelicans, San Antonio Spurs y Sacramento Kings, entre otros); como también sería un cambio de ritmo abrupto que derivaría en lesiones (los jugadores pasarían de no jugar a estar en situaciones de altísimo rendimiento deportivo) como unos juegos de postemporada deslucidos.

En tanto, la liga le sugirió a las franquicias hacer reuniones informativas sobre la importancia del cuidado ante la enfermedad, como también hacerle chequeos a todos los miembros de las organizaciones en pos de controlar la situación.

Un rato más tarde, el mismo Silver habló con la cadena estadounidense TNT, donde ratificó lo que había trascendido de esta reunión y también señaló que existe un universo de posibilidades sobre lo que podría pasar con la temporada. Esta podría seguir durante el verano, como también ser cancelada y dejar el título en vacante.