La noticia se confirmó instantes después de que un estudio haya confirmado que Rudy Gobert dio positivo de coronavirus. Hubo dos partidos de la jornada que no se llegaron a jugar.

Era una primicia que podía caer en cualquier momento. La liga estaba intentando analizar medidas para que la temporada continuara en transcurso, aunque sin la concurrencia del público.

Sin embargo, la historia cambió a partir de las 21 (horario argentino). En el Chesapeake Energy Arena, Oklahoma City y Utah estaban preparados para disputar el juego. Cuando uno de los médicos del Thunder se acercó a los árbitros para comunicar un problema. A continuación, los referees mandaron a ambos equipos hacia los vestuarios.

Rudy Gobert no estaba presente en el estadio, pero si estaba en la ciudad. A la tarde, el Jazz informó que el pivote francés se encontraba con una enfermedad, al igual que Emmanuel Mudiay. Dado a la pandemia que se está expandiendo por todo el mundo, el interno fue enviado al hospital con el fin de pasar por unos estudios.

Finalmente, el reconocido periodista de The Athletic, Shams Charania, anunció que el integrante del conjunto de Salt Lake City dio positivo de coronavirus. Inmediatamente, el partido fue postergado y ambos equipos entraron en cuarentena.

Minutos después, aún con varios encuentros de la jornada en transcurso, la NBA oficializó la suspensión de la temporada 2019/20 por tiempo indefinido. En los próximos días se conocerán detalles acerca de cómo accionarán las franquicias ante la situación.

Lo insólito fue que, unos días antes, Rudy Gobert quiso hacerse el gracioso al tocar los micrófonos en la conferencia de prensa. La NBA, junto con las entidades madres de los otros deportes estadounidenses, exigió que haya una distancia entre los periodistas y jugadores en las entrevistas y conferencias de prensa. La broma lo dejó en posición adelantada.

Más tarde, se decidió que haya un segundo duelo postergado. Sacramento y New Orleans tenían que jugar en el segundo turno de la doble tanda por ESPN, pero se tomó la prevención debido a un árbitro que estuvo presente en el juego del lunes entre Utah y Toronto. Dicho referee se llama Courtney Kirkland.

En cuanto al futuro de esta campaña, habrá que esperar a que se definan medidas en reuniones venideras. Por el momento no está decidido el tiempo determinado de la suspensión.