Oklahoma le ganó de manera agónica a Boston por 115 a 114, de visitante, y sumó su tercera victoria en fila. Chris Paul (28) y Dennis Schroder (27) combinaron 55 puntos.

El Thunder agrandó su buen momento en la fase regular con el triunfo sobre los Celtics. Es que superó a Houston en la tabla y se ubicó quinto en el Oeste. Además, le propició la cuarta derrota en cinco partidos al rival (todas en el TD Garden).

Los dirigidos por Brad Stevens llegaron a sacar una máxima ventaja de 63 a 45 en el segundo cuarto. Gordon Hayward volvió con todo tras las molestias en la rodilla derecha, debido a que sumó 24 tantos (4-7 detrás del arco), cinco rebotes, cuatro asistencias y dos bloqueos.

Sin embargo, la visita abrió la segunda parte con una ráfaga de en los primeros 3m36s. El parcial del tercer período se extendió hasta 31 a 21, lo que dejó a los de Billy Donovan abajo por la mínima (83-84). Chris Paul fue el principal responsable de la remontada, con 28 unidades, seis tableros, siete pases gol, un robo y una tapa.

En la recta final, la aparición de Dennis Schroder fue clave a la hora de responder a la bandeja de Tatum. El base, junto con CP3, arrinconó en una esquina a Kemba Walker y recuperó el balón para dar vuelta la historia. El alemán brilló en Massachusetts con 27 puntos (tres triples), seis asistencias y dos robos.

Además, Paul incomodó a Jayson Tatum en la última jugada, obligándolo a tomar un tiro forzado en el poste. La presencia defensiva del jugador de 34 años dio que hablar en el desenlace del encuentro.

Con este resultado, Oklahoma City acumuló tres triunfos consecutivos y alargó su récord a 40-24. Este miércoles recibirá a Utah a las 21 horas. En cambio, Boston (42-21) visitará este martes a Indiana a las 20.