Golden State superó a Philadelphia por 118 a 114, de local, y llegó a las 15 victorias en fase regular. Damion Lee (24) y Eric Paschall (23) combinaron 47 puntos.

Los Warriors no pudieron contar nuevamente con Stephen Curry, ya que estaba enfermo. Tampoco estuvo presente Draymond Green, por molestias en la rodilla izquierda. Sin embargo, el núcleo joven se las arregló para superar a unos Sixers diezmados por las bajas de sus dos mejores jugadores.

Si bien el marcador estuvo equilibrado, el conjunto de Pensilvania estuvo al frente en casi todo el encuentro. Tobias Harris (24 tantos, siete rebotes y siete asistencias) y Al Horford (22, 10 y siete) se encargaron de guiar al equipo en ataque.

Sin embargo, el dueño de casa sorprendió en el último cuarto, a raíz de un parcial de 36 a 24. Damion Lee se desquitó tras la frustración de haber fallado los tiros en la recta final del enfrentamiento con Toronto. El escolta finalizó con 24 unidades (tres aciertos detrás del arco), seis tableros y tres pases gol. A su vez, Eric Paschall (23, tres y seis) volvió a mostrar un nivel interesante en el afán de consolidarse en el futuro con la franquicia.

También, Mychal Mulder hizo un buen trabajo al ocupar la posición de Stephen Curry. El base, quien se encuentra con un contrato de 10 días, sumó 18 puntos (3-7 en triples). En tanto, Marquese Chriss estuvo muy firme en la pintura y estuvo cerca del triple-doble (13, 10 y ocho asistencias).

 

Con este resultado, Golden State extendió su récord a 15 triunfos y 49 derrotas. Este miércoles recibirá a los Clippers a las 00.30 (después del martes). En cambio, Philadelphia (38-26) regresará a casa este miércoles para medirse con Detroit, a las 21 horas.