Los Lakers vencieron a los Bucks por 113-103 y sacaron boleto a los Playoffs por primera vez en siete años. James y Davis fueron vitales en la conquista del equipo de Frank Vogel.

Después de pasar los últimos seis años viendo la postemporada por televisión, como también tras reformar su plantel para acompañar a LeBron James, los Lakers necesitaban volver a los Playoffs a como dé lugar.

Esa lucha, que comenzó inclusive antes de julio con las primeras negociaciones para el definitivo desembarco de Anthony Davis, inició el proceso de clasificación, el cual se terminó de concretar este viernes por la noche, en un contexto ideal. Ante su gente, ante el mejor equipo del este (Milwaukee Bucks) y como el mejor equipo del oeste, la escuadra californiana selló su boleto con un notable 113-103, poniéndole punto final a una racha de 2505 días sin apariciones en postemporada.

Como era de esperarse, no fue una tarea para nada fácil para el elenco de Frank Vogel. El combinado oro y púrpura tardó en entrar en ritmo ante un combinado de Mike Budenholzer que le propuso un duro juego en el costado defensivo. La visita llegó a escaparse a un 13-5 en los primeros minutos, pero su ofensiva fue perdiendo impacto ante las buenas rotaciones del local, por lo que sólo gracias a Giannis Antetokounmpo (32 puntos, 11 rebotes y seis asistencias) cerró el parcial en ventaja (22-19).

El segundo período fue de rachas. Milwaukee se mantuvo fiel a su tradicional juego externo y conectó ocho de sus doce triples en la noche durante la primera mitad, además de cinco de ellos durante el período, siendo Brook López (13) el autor de dos bombazos.

Tras alejarse por esta vía a su ventaja máxima de nueve puntos, Budenholzer rotó las piezas y perdió la precisión ante una defensa que jamás dejó de ser intensa. La visita cometió siete pérdidas en el lapso, dándole al local la chance de acercarse a través de su buena labor colectiva, pero sobre todo a través del impacto ofensivo de LeBron James (37-8-8) y Alex Caruso (8). Además, un triple de Kuzma (11) posibilitó la igualdad en 48 a la hora de ir a los vestuarios.

Los Lakers llegarían a permitir una diferencia de cinco puntos tras volver al juego, pero desde entonces impuso su autoridad. Los angelinos le sacaron el mayor jugo a la gran defensa de LeBron sobre Giannis, mientras que en ataque atacaron constantemente la pintura con las penetraciones del rey como las asistencias a Anthony Davis (30 tantos y nueve rebotes), quien hizo valer su ventaja física sobre López. Cuando el par no tuvo impacto, Kuzma aportó dobles de media distancia vitales para sacar un margen máximo de 15, aunque el período cerró con una distancia de once (87-76).

Los visitantes no se retiraron del Staples Center sin dar pelea en el último cuarto. Para buena noticia de ellos, LeBron eventualmente tuvo que descansar, mientras que los angelinos mostraron una de sus debilidades: la falta de posibilidad de responder a los triples. A través de Donte DiVincenzo (17) y Khris Middleton (12), los Bucks pudieron complementar a Giannis para arrimarse a cuatro unidades.

Sin embargo, el dramatismo desapareció una vez que la primera unidad de los locales volvió a cancha. A sus 35 años, LeBron volvió a demostrar por qué es el mejor jugador del momento: lideró a su equipo en ambos lados de la cancha tanto con instrucciones, como demostrando su poderío, tanto para frenar al griego como para hacer lo que quiere en ataque. Una volcada suya a falta de menos de 30 segundos sepultó la victoria y la clasificación.

Próximo partido:
LAL:
Enfrentarán a Los Ángeles Clippers, el domingo a las 16:30.
MIL: Visitarán a los Phoenix Suns, el domingo a las 19:00.