Brooklyn se recuperó de la caída ante Memphis con una aplastante victoria sobre San Antonio por 139 a 121, de local. Caris LeVert completó el primer triple-doble de su carrera (27 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias).

Los Nets tuvieron una semana bastante extraña, debido arrancaron con un agónico triunfo en Boston tras estar abajo por una máxima de 21. Al día siguiente, regresaron al Barclays Center y sufrieron una dura derrota ante Memphis por 118 a 79.

Sin embargo, la recuperación llegó en el encuentro siguiente, y con sus fans como testigos. Además, la franquicia celebró la primera asistencia de Julius Erving a un juego del conjunto neoyorquino, desde su regreso en 2013. La leyenda, quien también tiene su camiseta retirada en el estadio, salió campeón con dicho equipo en 1974 y 1976, cuando disputaban la American Basketball Association.

El elenco de Kenny Atkinson arrasó en los primeros 5m36s del partido, con una ráfaga de 29 a 8. La diferencia estuvo en la efectividad desde el perímetro, ya que la visita terminó con un 31,4%. Por su parte, el dueño de casa llegó a tener un 50% en el cierre del primer tiempo (finalizó con un 31,4%).

Es por eso que el local sacó una máxima ventaja de 71 a 38 en el segundo cuarto. Joe Harris marcó el ritmo del equipo con dos bombazos, los cuales le permitió anotar un total de 20 tantos (9-14 en lanzamientos).

Asimismo, Caris LeVert fue clave en los dos grandes triunfos de la semana de los de la Gran Manzana. Luego de haberle metido 51 a Boston, el escolta francés completó el primer triple-doble de su carrera para derrotar con autoridad a los de Gregg Popovich. Sus números finales fueron 27 unidades (3-5 detrás del arco), 11 tableros y 10 pases gol.

 

Spencer Dinwiddie (19 puntos (3-7 en tiros externos) y nueve asistencias) y DeAndre Jordan (12 y 10 rebotes) también se destacaron por la conducción de las ofensivas y la firmeza en la pintura, respectivamente. En tanto, Timothe Luwawu-Cabarrot (19 (3-5)) y Carlos Chiozza (13 (3-5) y cinco) siguen ganando confianza y terreno en la rotación.

Con este resultado, Brooklyn se mantuvo séptimo en el Este con un récord de 28 juegos ganados y 34 perdidos. Su próximo compromiso será este domingo a las 16 horas frente a Chicago, en casa. Cuatro horas y media después, San Antonio (26-35) visitará a Cleveland.