Miami le ganó el clásico de Florida a Orlando por 116 a 113, de local, y alcanzó la marca de los 40 triunfos. Duncan Robinson (27) y Goran Dragic (25) combinaron 52 puntos.

El Heat buscó cerrar la seguidilla de cinco encuentros en el American Airlines Arena de la mejor manera. Enfrente estaba el Magic, que siempre le da un plus al disputar el derby de Florida.

El dueño de casa tuvo que lidiar con un partido muy reñido de principio a fin. Los dirigidos por Steve Clifford dieron pelea con el objetivo de consolidarse en los puestos de Playoffs. Terrence Ross (35 tantos ((8-10 detrás del arco)), Nikola Vucevic (22, 16 rebotes y siete asistencias), Aaron Gordon (11, seis y nueve) y Evan Fournier (17 (3-4), dos robos y dos tapas) lideraron la ofensiva de la visita.

De todos modos, el elenco de Erik Spoelstra supo sacar el juego adelante, gracias al 50% de efectividad desde el perímetro. De hecho, estableció la mejor marca en la historia de la franquicia de más triples convertidos en un solo compromiso (22). Duncan Robinson fue el más destacado en ese rubro (9-12), lo que le permitió finalizar con 27 unidades. Goran Dragic lo secundó con 25 (5-9), además de nueve pases gol.

Por otro lado, Jimmy Butler (12 puntos, siete tableros, ocho asistencias y dos robos) y Bam Adebayo (10, siete y cuatro) hicieron sus aportes en la conducción, aunque no hayan tenido uno de sus desempeños más alucinantes. A su vez, Kelly Olynyk (16 y 3-3) salió encendido desde la banca, debido a su precisión en los tiros externos.

 

Con este resultado, Miami terminó la seguidilla de local con cuatro victorias en cinco presentaciones y se mantuvo cuarto en el Este (40-22). se mantuvo cuarto en el Este con un récord de 40 victorias y 22 derrotas.