Los Nuggets cayeron 116-100 ante los Warriors y quedaron terceros en el oeste. Wiggins y Paschall fueron los mejores de la visita.

Después de recuperarse de la dura derrota sufrida ante Los Ángeles Clippers con una victoria sobre los Toronto Raptors, Denver aspiraba a tener una semana tranquila, con juegos ante tres equipos que probablemente no digan presente en los próximos Playofffs.

Sin embargo, este martes, en el primero de esos tres juegos, el equipo de Michael Malone se vio sorprendido por Golden State. El elenco de Steve Kerr hizo un buen trabajo defensivo para limitar el goleo externo del dueño de casa y tomar una ventaja máxima de 16, logrando así la victoria por 116-100.

Al local le faltó intensidad como precisión desde lejos. Apenas acertó tres triples en veinte intentos, mientras que dos de esas bombas en el primer cuarto para poder maquillar un pésimo arranque, en el que llegó a ceder una ventaja de siete puntos. La segunda de estas fue de Jerami Grant, quien acercó al equipo a un 26-25.

Desde entonces, durante todo el segundo cuarto y el inicio del tercero, el combinado Nugget dominó a su rival. Ante la falta de precisión externa, el local buscó un juego mucho más físico y en la pintura, como también estuvo muy atento a cada error ofensivo para corregirlo. El par de Paul Millsap (18 puntos y nueve rebotes) y Mason Plumlee (16 y 9) fue fundamental en esta última labor, mientras que Nikola Jokic (16-13-7) mantuvo su nivel usual. Justamente gracias al serbio, Denver llegó a estar 14 puntos arriba a falta de 7:48 para cerrar el tercer cuarto (70-56).

Pero, en cuestión de minutos, Denver pasó de su mejor nivel de la noche al peor mostrado en el juego. Malone aprovechó el momento para darle aire a sus titulares, y Golden State arremetió a través del juego de penetración de Andrew Wiggins (22), como del buen momento exterior de Jordan Poole (15). A través del par, como de un resto del equipo que estuvo efectivo en el goleo, Golden State montó una racha de 26-11 que le dio la ventaja mínima. Poole sería el autor de dos triples en el último minuto del tercer cuarto para que Golden State pase al frente con un 82-81.

Producto del momento de ambos, el local no tuvo respuestas ante el repentino gran nivel de su adversario. Lejos de aminorar el ritmo, Golden State encajó cuatro bombas en el último cuarto, dos de ellas por la vía de Poole, para seguir poniéndole presión a un rival que apostó por la respuesta exterior, pero no la encontró. Eric Paschall clavó nueve de sus 22 puntos en el último cuarto para liderar a la segunda línea y terminar de permitir el triunfo por 116-100.

Así, Denver cayó al tercer puesto del oeste producto de la victoria de Los Ángeles Clippers (42-19). El equipo de Malone finalizó con una jornada de 41-20, marca que los deja apenas por encima de Houston Rockets (39-21), Utah Jazz (38-22), Oklahoma City Thunder (37-24) y Dallas Mavericks (37-25). Su próxima presentación será este jueves, cuando se traslade a Charlotte para un duelo con los Hornets desde las 21hs.

Del otro lado, Golden State volvió a encontrar buenas respuestas por parte de este equipo alternativo que está en el fondo de la tabla con una marca de 14-48. Su próxima presentación será el jueves, cuando reciba a los Toronto Raptors (viernes a las 00:30 por la diferencia horaria con Argentina).