Toronto superó a Phoenix por 123 a 114, de visitante, y le puso fin a la sequía de tres caídas al hilo. Pascal Siakam se destacó con 33 puntos (5-9 en triples), siete rebotes y dos robos.

Los Raptors venían de tres derrotas en fila, quedando así con dificultades para mantener el segundo puesto del Este. Sin embargo, la reacción llegó en la visita a los Suns, que habían sacado una máxima ventaja de 52 a 35 en el segundo cuarto.

Pascal Siakam no tuvo problemas en ocupar el puesto de pivote titular, en lugar de Serge Ibaka (molestias en la rodilla derecha). El Jugador con Mayor Progreso en 2019 se encargó de cambiar la imagen del campeón defensor, encabezando el parcial de 62 a 48 en la segunda mitad. El ala-pivote camerunés fue la gran figura con 33 unidades (5-9 detrás del arco), siete tableros, tres pases gol y dos recuperos.

Asimismo, Kyle Lowry volvió a estar en un fascinante nivel para desequilibrar a la defensa rival. El base brilló con sus 28 tantos (4-8 en tiros externos), cinco rebotes y seis asistencias.

Por otro lado, Norman Powell realizó un enorme trabajo al reemplazar en el quinteto inicial a Fred VanVleet (molestias en el hombro izquierdo). El escolta fue un gran acompañante en los rápidos ataques de la visita y aportó 26 puntos, dos tableros y dos robos. También, Chris Boucher (19, 15 y dos) y OG Anunoby (11, nueve y dos) hicieron buenas contribuciones.

 

De esta manera, Toronto conservó su lugar como escolta en la Conferencia y extendió el récord a 43-18. Este viernes tendrá el tercero de los cinco encuentros seguidos de visitante a las 00.30 (después del jueves), en Golden State. En cambio, Phoenix (24-38) recibirá el mismo día a Portland a las 23 horas.