Miami volvió a ganar en casa, esta vez fue por 116 a 113 sobre Brooklyn. Kendrick Nunn (21), Goran Dragic (19) y Bam Adebayo (16) combinaron 56 puntos.

El Heat continuó por la senda victoriosa, tras derrotar la noche anterior a Dallas. Estos dos festejos consecutivos les ayudó a recuperarse de la caída del miércoles, ante Minnesota. El récord es de 2-1 en la seguidilla de cinco encuentros en el American Airlines Arena.

Se les presentó una situación similar que ante los Timberwolves, debido a que los Nets remontaron en los últimos 2m19s del juego. Una racha de 10 a 2 los puso abajo por la mínima, cuando restaban 11 segundos. Spencer Dinwiddie (25 tantos y 12 asistencias), Joe Harris (20 (5-9 detrás del arco)) y Jarrett Allen (17 y 11 rebotes) amenazaron con dejarle otro sabor amargo al dueño de casa.

Sin embargo, Bam Adebayo y Goran Dragic se disfrazaron de superhéroes en los instantes decisivos. El pivote aseguró un rebote defensivo clave, bajando un balón con mayor peso de lo habitual. Por su parte, el base se creó un espacio para encestar la daga. Además, Spencer Dinwiddie se equivocó en un pase, en el momento que la visita intentaba empatar.

Así, el pivote de tercer año consagró una nueva gran actuación en la pintura, sumando 16 unidades, 12 tableros, tres pases gol y tres bloqueos. En tanto, el base ratificó su gran presente como sexto hombre, convirtiendo 19 (4-9 en triples), bajando cuatro y repartiendo diez. Los otros dos jugadores que estuvieron eficaces en ataque fueron Kendrick Nunn (21 (3-7) y cuatro) y Jae Crowder (13 (2-6) y cuatro).

 

Con este resultado, Miami se mantuvo cuarto en el Este con un récord de 38 partidos ganados y 22 perdidos. Este lunes tendrá su cuarto compromiso consecutivo de local a las 21.30, frente a Milwaukee. En cambio, Brooklyn (26-33) disputará este martes su cuarto y último encuentro en fila de visitante a la misma hora, en Boston.