Sin LeBron James, los Lakers tardaron en encontrar su juego, pero aplastaron a los Warriors por 116-86 para sumar su séptima victoria consecutiva.

La ausencia de LeBron James se presentó como una buena posibilidad para Los Ángeles Lakers. Después de varias noches en las que no encontró la manera de mantenerse en buen nivel cuando el de Ohio se retiró de los encuentros, el duelo ante Golden State en San Francisco le dio la chance de poder empezar a encontrar respuestas ante un rival débil.

La primera mitad estuvo lejos de ser lo deseado para Frank Vogel. El entrenador experimentó con Rajon Rondo (12 puntos, seis asistencias, cuatro rebotes y dos robos), Alex Caruso (0) y hasta con Kyle Kuzma (18-3-3) para buscar una mayor agresividad en la conducción, pero no encontró respuestas constantes. Así, no quebró a un equipo de Kerr que pese a sus limitaciones y la temprana expulsión de Draymond Green (2), hizo un buen papel para apenas encontrarse dos unidades por detrás de su rival (56-54) a la hora de enfilar hacia los vestuarios.

A la vuelta del descanso, la historia cambió de manera rotunda. La visita elevó el nivel en el costado defensivo, evitó que su rival entre en ritmo y aprovechó esto para sacarle el mayor jugo al contraataque. Vogel le devolvió la confianza a Rondo y este respondió con constantes rompimientos de la primera línea de la defensa local tanto para llegar hasta el aro, como para aliarse con los gigantes Anthony Davis (23 puntos y seis rebotes) y JaVale McGee (12 y 6) para que estos saquen ventaja de su superioridad física. Así, la visita montó un parcial lapidario de 40-17 (96-61).

El resto de la noche fue para terminar de firmar las formalidades de lo que acabó siendo un cómodo triunfo. Tanto Quin Cook (7), como Troy Daniels (2) y Jared Dudley (0) sumaron minutos, mientras que Dwight Howard llegó a coquetear, pero no firmó un nuevo doble-doble (13 unidades, nueve rebotes, tres asistencias, dos tapas y un robo en 24 minutos).

De esta manera, los Lakers (45-12) sumaron su séptima victoria consecutiva y quedaron un poquito más cerca de terminar de firmar su clasificación a los Playoffs. Los angelinos buscarán seguir la racha en la jornada del sábado, cuando visiten a los Grizzlies en Memphis desde las 22hs, en lo que será el segundo de sus tres juegos seguidos como visitante.

Por su parte, Golden State (12-47) sumó su octava caída en fila y continúa siendo el peor equipo de la liga. A la espera del debut de Stephen Curry en la jornada del domingo (22:30 vs Washington Wizards), el elenco de Steve Kerr se presentará este sábado a las 23hs en Phoenix.