Cleveland derrotó a Philadelphia por 108 a 94, de local, y salió del fondo del Este. Joel Embiid se retiró del juego por un esguince en el hombro izquierdo.

Esta semana está siendo caótica para los Sixers. En primer lugar, sufrieron la baja de Ben Simmons, debido a un pinchazón nervioso en la parte baja de la espalda. El base australiano se perdería la gira de cuatro partidos seguidos, que arrancaría el fin de semana venidero.

Y ahora, Joel Embiid jugó apenas 7m36s del encuentro en el Rocket Mortgage FieldHouse. El pivote camerunés se retiró del partido en el primer cuarto, tras un choque con Ante Zizic. El prestigioso periodista Adrian Wojnarowski informó que el referente sufrió un esguince en el hombro izquierdo, aunque no confirmó el tiempo de recuperación.

Los Cavaliers aprovecharon la situación y extendieron la seguidilla de victorias, dos días después de haber superado a Miami. Con la ausencia del interno rival, el dueño de casa utilizó a sus jugadores más altos para hacer daño en la pintura (52 puntos en total). Tristan Thompson (14 y 13 rebotes) y Larry Nance Jr (13 y 15) estuvieron muy firmes en ambos costados.

Además, Collin Sexton desequilibró constantemente a la defensa contraria con su agresividad. El base se destacó con 28 unidades (2-4 detrás del arco) y dos robos. Por otro lado, Kevin Love (13 (3-7), nueve tableros y seis pases gol) y Matthew Dellavedova (12 (2-2)) convirtieron tiros externos claves para el desenlace.

De esta manera, Cleveland extendió su récord a 17 triunfos y 41 caídas (3-1 con J.B. Bickerstaff con interino). Este viernes visitará a New Orleans a las 22 horas. En cambio, Philadelphia (36-23) recibirá esta noche a New York a las 21, antes de los cuatro encuentros en fila de visitante.