El Magic supo contrarrestar un gran partido de Trae Young para vencer por 130-120. Así, quedó a medio juego de Brooklyn, que no ganó este miércoles.

El este no tiene grandes dudas en cuanto a los equipos que jugarán los Playoffs. Milwaukee ya tiene su plaza asegurada, mientras que una catástrofe sacaría del octeto a Toronto, Boston, Miami, Philadelphia e Indiana. De esta manera, sólo dos puestos quedan en duda de cara a la postemporada, aunque estos parecen estar destinados a Brooklyn (26-31) y Orlando (26-32), que están un paso por delante de sus inmediatos perseguidores.

El equipo de Florida dio un nuevo paso hacia ese objetivo este miércoles por la noche, cuando supo remontar una desventaja de siete puntos para imponerse por 130-120 ante los Atlanta Hawks. Así, sumó su segundo triunfo en fila y aprovechó la caída del elenco neoyorquino ante Washington para achicar la diferencia con el primero, que no contará con Kyrie Irving por el resto de la temporada.

El elenco de Steve Clifford llegó a encontrarse siete puntos por detrás producto de las buenas presentaciones de Trae Young (37 puntos y 11 asistencias) y John Collins (26), pero reaccionó en el tercer cuarto, con una brutal racha de 29-9 para tomar las riendas del juego. El tridente interno de Aaron Gordon (25 puntos, 10 rebotes, seis asistencias y tres tapas), Nikola Vucevic (17-12-3) y Mo Bamba (15 tantos y 10 rebotes) lideró la remontada, mientras que Evan Fournier (28) fue certero en el uno contra uno para exponer las flaquezas defensivas de Kevin Huerter (13).

Los dirigidos por Steve Clifford mandaron por 103-95 al cierre del tercer cuarto y supieron administrar los tiempos para cerrar la noche en un gran nivel. Atlanta intentó reaccionar a través del par Young-Collins, pero no llegó a achicar el margen a una distancia menor a cinco puntos, mientras que en el otro costado Fournier, Gordon y Ennis (12) brillaron para el 130-120.