Los Lakers derrotaron a New Orleans por 118 a 109, de local, y acumularon seis triunfos al hilo. LeBron James le ganó la primera pulseada a Zion Williamson con 40 puntos (5-11 en triples), ocho rebotes y seis asistencias.

Es el tercer enfrentamiento entre ambos en la fase regular. Sin embargo, fue el primer duelo entre LeBron James y Zion Williamson, debido a que el novato pudo hacer su debut en la liga hace casi un mes. El Staples Center fue el escenario para dicha ocasión.

Ninguno de los dos referentes defraudó, ya que el ala-pivote de los Pelicans luchó hasta al final con sus 29 tantos (8-18 en lanzamientos), seis rebotes y tres asistencias. Además, Brandon Ingram (34, siete, cuatro y dos robos) y Lonzo Ball (diez, ocho y ocho) fueron la mano derecha del elegido en el primer puesto del Draft 2019.

De todos modos, la estrella de los Lakers mandó en casa, rindiendo a un nivel muy diferente a la de un jugador de 35 años. El alero de Ohio hizo todas las locuras posibles para guiar a su equipo hacia el triunfo, estableciendo la mejor marca de la fase regular (40 unidades). También, lo complementó con cinco anotaciones en tiros externos, ocho tableros y seis pases gol.

A su vez, Anthony Davis fue el soporte del dueño de casa en la pintura, tanto en ataque como en defensa. La Ceja sumó 21 puntos, 14 rebotes, ocho asistencias y seis tapas. Por otro lado, Danny Green (17 (5-9)) y Kentavious Caldwell-Pope (15 (3-7)) estuvieron certeros desde el perímetro, mientras que Alex Caruso (ocho, tres, ocho y dos recuperos) aportó energía y fluidez ofensiva desde la banca.

 

Con este resultado, los Lakers se mantuvieron primeros en el Oeste con un récord de 44-12. Este viernes visitará a Golden State a las 00.30 (después del jueves). En cambio, New Orleans (25-33) recibirá este viernes a Cleveland a las 22 horas.