Orlando superó a Brooklyn por 115 a 113, de visitante, y quedó a un partido el séptimo puesto del Este. Aaron Gordon fue la figura con 27 puntos y diez rebotes.

Era uno de los duelos más trascendentales de la jornada. Los Nets buscaban seguir afianzándose en el séptimo lugar de la Conferencia. Enfrente, el Magic necesitaba recuperarse de la caída ante Dallas.

El conjunto neoyorquino llegó a sacar una máxima ventaja de 67 a 48 en el tercer cuarto. Spencer Dinwiddie encabezó las ofensivas con su manejo del balón y agilidad en las llegadas a canasta (24 tantos (cuatro aciertos detrás del arco) y ocho asistencias). Caris LeVert (19 (3-6) y ocho), Garrett Temple (18 (4-8) y cinco) y Jarrett Allen (16 y 11 rebotes) acompañaron el base.

No obstante, la visita terminó dando vuelta el marcador en los últimos 20m15s del juego, gracias a una ráfaga de 67 a 46. La dupla de internos hizo daño en la pintura. Aaron Gordon se destacó con 27 unidades (3-4 detrás del arco), diez tableros, cuatro pases gol y dos bloqueos. Por su parte, Nikola Vucevic encestó 16, capturó diez y entregó cinco.

 

Además, Terrence Ross y Evan Fournier lastimaron al dueño de casa con su eficacia en los tiros externos. El alero aportó 21 puntos (4-8) y ocho rebotes desde el banco. En tanto, el escolta francés sumó 21 (tres conversiones) y cuatro asistencias.

Con este resultado, Orlando extendió su récord a 25 victorias y 32 derrotas. Este miércoles visitará a Atlanta a las 21.30. Media hora más tarde, Brooklyn (26-30) se medirá con Washington en la Capital.