Toronto trituró a Indiana por 127 a 81, de local, y sumó 17 triunfos en 18 partidos. Seis jugadores terminaron con doble dígito y tres completaron un doble-doble.

Da gusto ver jugar al campeón defensor, porque se las arregla para seguir adelante sin el MVP de las últimas Finales. Con una variedad de jugadores jóvenes, más una pizca de experiencia, el entrenador Nick Nurse formó un equipo muy competitivo y capaz de ubicarse como escolta del Este.

La intensidad superó abruptamente a uno de los mejores rivales de la Conferencia, como son los Pacers. La efectividad en los tiros de campo (51,1%) y el excelente trabajo en conjunto (32 asistencias) marcaron la abismal diferencia en el marcador final. De hecho, el dueño de casa encaminó el resultado en el primer tiempo, gracias a un parcial de 63 a 32. Apenas le permitió llegar a 55 puntos en el cierre del tercer episodio.

Kyle Lowry encabezó los rápidos avances del conjunto canadiense. El base guió la ofensiva con sus 16 tantos (tres aciertos detrás del arco), siete rebotes, once pases gol y cinco robos. El otro jugador veterano, Serge Ibaka, brindó la seguridad habitual en el propio terreno (15 y 15).

Pascal Siakam también se destacó por su agilidad y eficacia para definir en los contragolpes (33 unidades del equipo). El ala-pivote camerunés ayudó a que el local abriera el encuentro con semejante explosividad, convirtiendo 21 y repartiendo tres asistencias. Por su parte, Terence Davis supo conservar la actividad en ese rubro, durante la rotación (13 y 3-6 en triples).

A su vez, Matt Thomas (17 y 5-7) estuvo muy enchufado con los lanzamientos desde el perímetro. En tanto, Rondae Hollis-Jefferson (12, cuatro tableros y tres pases gol) y Chris Boucher (nueve, 11 y cuatro bloqueos) hicieron importantes colaboraciones en ambos costados de la cancha. Así, la segunda unidad combinó un total de 60 puntos.

De esta manera, Toronto extendió su récord a 42 partidos ganados y 15 perdidos. Este martes volverá a jugar en el Scotiabank Arena a las 21.30, esta vez contra Milwaukee. Media hora más temprano, Indiana (33-24) recibirá a Charlotte.