Toronto se impuso sobre Phoenix por 118 a 101, de local, y llegó a los 16 triunfos en 17 partidos. Pascal Siakam se lució con 37 puntos, 12 rebotes y tres tapas.

Los Raptors perdieron el último partido antes del Juego de las Estrellas, en Brooklyn, y se quedaron sin la racha de 15 victorias seguidas. Es por eso que buscaron reanudar la campaña con una alegría, frente a los Suns de Devin Booker.

El elenco de Nick Nurse arrancó en un impresionante nivel, ya que sacó una ventaja de 67-43 en el primer tiempo. Pascal Siakam volvió a demostrar porqué se convirtió en uno de los referentes del equipo. El ala-pivote marcó el ritmo del conjunto canadiense en los primeros dos cuartos, anotando 25 de sus 37 unidades (los cinco triples), bajando cuatro de los 12 rebotes y bloqueando dos de los tres lanzamientos.

También, los veteranos tuvieron un papel destacado en la segunda parte, cuando la visita amenazaba con igualar el marcador. Kyle Lowry (13 puntos (tres aciertos detrás del arco), cinco tableros y diez asistencias) y Serge Ibaka (16 (dos) y seis) relucieron su experiencia en ambos costados de la cancha.

Además, el dueño de casa aprovechó al máximo una de sus armas más poderosas, los contragolpes. Con Fred VanVleet (14 (dos conversiones en tiros externos), siete rebotes, siete pases gol y dos robos), Terence Davis (14 (dos)) y OG Anunoby (12, cinco y cuatro tapas) a la cabeza, el campeón defensor consiguió 30 tantos en dicho rubro.

Con este resultado, Toronto se mantuvo segundo en el Este con un récord de 41 partidos ganados y 15 perdidos. Su próximo partido será este domingo a las 20 horas contra Indiana, de local. En cambio, Phoenix (22-34) visitará esta noche a Chicago a las 22.