Atlanta se quedó con una gran victoria sobre Miami por 129 a 124, de local. Trae Young estableció su mejor marca personal con 50 puntos (ocho triples).

Los Hawks venían de perder tres de los últimos cuatro encuentros. Además, tuvieron que postergar el debut de Clint Capela, ya que no se terminó de recuperar de fascitis plantar en el pie derecho. Por otro lado, el Heat tenía en la mente seguir escalando hacia el podio del Este.

El elenco de Erik Spoelstra pudo sacar adelante el juego, debido a que se puso al frente  (124-119) cuando restaban 1m51s para el cierre. Bam Adebayo demostró nuevamente sus condiciones que lo llevaron al primer All Star Game de su carrera. El interno de tercer año lideró al conjunto de Florida con sus 28 tantos, 19 rebotes, siete asistencias y tres robos.

Sin embargo, el dueño de casa no perdió la calma e hizo valer su energía juvenil en la recta final. Es que desconcertó al rival con un parcial de 10 a 0, en el último minuto y medio. Trae Young guió a los dirigidos por Lloyd Pierce con su manejo de balón y precisión en los bombazos detrás de la línea de tres (50 unidades, ocho triples, ocho pases gol y dos recuperos).

También, DeAndre Hunter tuvo uno de sus primeros grandes rendimientos, luego de haber tenido dificultades de adaptación a la liga. El novato brilló con 17 puntos (3-3 en tiros externos) y seis tableros. En tanto, Cam Reddish (16, cuatro, dos robos y dos tapas) tuvo un aporte clave cuando el marcador estaba igualado en 124, ya que le recuperó una pelota a Goran Dragic para luego volcarla en solitario.

 

De esta manera, Atlanta extendió su récord a 16 triunfos y 41 derrotas. Este sábado recibirá a Dallas a las 21.30. Media hora más tarde, Miami (35-20) regresará al American Airlines Arena para medirse con Cleveland.