Boston le ganó en la segunda prórroga a los Clippers por 141 a 133, de local, y ganó ocho de los últimos nueve partidos. Jayson Tatum la rompió con 39 puntos (cinco triples).

El enfrentamiento anterior había sido el 21 de noviembre del 2019, en el Staples Center. En aquella ocasión, el conjunto angelino se impuso en el tiempo suplementario por 107 a 104. Había sido la única vez en la fase regular que tanto un equipo como otro jugaron un alargue.

La historia se volvió a repetir en el TD Garden, el jueves 13 de febrero del 2020. Si bien no contó en la recta final con Paul George (distensión en el isquiotibial izquierdo), el elenco de Doc Rivers presionó al dueño de casa en cada momento. Marcus Morris (10 tantos (dos aciertos detrás del arco), ocho rebotes y dos tapas) y Landry Shamet (19 (4-8)) metieron bombazos que privaron al contrario de asegurar el triunfo antes de tiempo.

Asimismo, la mejor dupla de suplentes de la liga estuvo en un impresionante nivel, dando el paso adelante tras la baja de PG. Lou Williams fue el máximo anotador del equipo con 35 puntos (tres triples), además de seis tableros y ocho asistencias. Por su parte, Montrezl Harrell se lució en la pintura y realizó 24, 13, dos robos y tres bloqueos. En tanto, Kawhi Leonard completó un doble-doble (28 y 11).

Pero a pesar de medirse con uno de los grandes candidatos al título, los de Brad Stevens siguieron ejecutando su ritmo de juego. El referente volvió a ser Jayson Tatum, quien alcanzó su mejor nivel en la previa a su primer All Star Game. El alero de tercer año hizo locuras en los minutos adicionales y selló una exquisita actuación con 39 unidades (5-10 en tiros externos) y nueve rebotes.

También, Marcus Smart le dio ese plus al conjunto de Massachusetts en ambos costados. Su valentía y temperamento contagió a sus compañeros, secundando así a Tatum con 31 puntos (cinco conversiones desde el perímetro) y cuatro recuperos.

Por otro lado, Kemba Walker (19 (cuatro), nueve tableros y siete pases gol) y Gordon Hayward (21 (tres), 13 y cuatro) tuvieron intervenciones claves en el segundo tiempo extra. El base aportó una anotación detrás de la línea de tres, mientras que el alero ofreció entrega en defensa e inteligencia para dejar correr los segundos.

Otro destacado fue Grant Williams, ya que tuvo que ingresar con el fin de ocuparse del juego interior. El local había quedado afectado por las salidas de Daniel Theis (seis faltas personales) y Enes Kanter (inconveniente físico). Sin embargo, el novato no dudó al luchar para recuperar un balón y tapar un lanzamiento.

De esta manera, Boston se mantuvo tercero en el Este con un récord de 38 partidos ganados y 16 perdidos. El viernes 21 visitará a Minnesota a las 22 horas. En cambio, los Clippers (37-18) recibirán el sábado 22 a Sacramento a las 17.30.