El Jazz venció 116-101 al Heat y sumó su cuarta victoria consecutiva. El equipo de Quin Snyder cerró la primera parte de la temporada en el cuarto puesto del oeste, a tan sólo una victoria de Los Ángeles Clippers.

Después de abrir el año con una racha de 10 victorias, el Utah Jazz tuvo el punto más bajo de su temporada al perder cinco juegos consecutivos ante rivales directos (Rockets, Spurs, Blazers y Nuggets por duplicado).

Sin embargo, tras la polémica recuperación ante los Blazers, el equipo de Quin Snyder volvió a hallar el juego y llegó al All-Star Break en el medio de cuatro festejos en fila. El Jazz cosechó el cuarto de estos triunfos en la noche de este miércoles, cuando venció en casa al Miami Heat por 116-101. Gracias al mismo, cerró la ‘primera parte de la temporada’ con una marca de 36-18, válida para ser el cuarto del oeste, encontrándose muy cerca del podio, que tiene a Lakers (41-12), Nuggets (38-17) y Clippers (37-17).

En cuanto al juego ante el elenco de Florida, el mismo fue muy parejo durante la primera mitad. El mismo tuvo siete intercambios de liderazgo y llegó a encontrar a la visita con una distancia máxima de nueve puntos en el meridiano del segundo cuarto. Lo mejor del equipo de Spoelstra llegó a través del tándem de Jimmy Butler, quien encajó 14 de sus 25 puntos en la noche durante los primeros 24 minutos, y Duncan Robinson, que acertó 12 de sus 18 a lo largo del tramo. Gracias al par, Miami contrarrestó la buena defensa del local y se fue al descanso con un 52-49.

Sin embargo, la historia cambió en la segunda parte. Miami llegó a escaparse nuevamente en los primeros minutos, pero luego no tuvo respuestas a la buena ofensiva del local. Nueve de sus 23 aciertos de campo fueron triples. Jordan Clarkson (21) fue el autor de tres de ellos, mientras que Donovan Mitchell (26) y Bojan Bogdanovic (22) sumaron dos cada uno. En tanto, Rudy Gobert fue imparable en la pintura y firmó un nuevo doble-doble (16 puntos y 20 rebotes).

Con parciales de 32-22 y 37-27, Utah llegó a tener una distancia máxima de 15 tras un alley-oop de Ingles a Gobert con 1:31 en el reloj. Desde entonces, ambos equipos no acertaron un lanzamiento para cerrar la noche con el 116-101.