En su último compromiso antes del Juego de las Estrellas, Houston derrotó en casa a Boston por 116 a 105. James Harden (42) y Russell Westbrook (36) combinaron 78 puntos.

Los Rockets venían de un duro cierre de semana. Luego de haberle ganado a Los Ángeles Lakers, el conjunto texano cayó la noche siguiente en Phoenix y perdió el domingo con Utah, debido a un triple ganador de Bojan Bogdanovic.

Sin embargo, la recuperación del elenco de Mike D’Antoni llegó en un partido de transmisión nacional, contra los Celtics. Fue una ocasión ideal para reanimar a los espectadores en el Toyota Center, ya que les cortó la racha de siete triunfos seguidos y se fue con una alegría al intervalo por el Juego de las Estrellas.

James Harden y Russell Westbrook se están preparando con todo para el gran evento del fin de semana, en Chicago. La Barba volvió a afilar la puntería detrás del arco (7-16) y fue el máximo anotador con 42 tantos, además de ocho rebotes y siete asistencias. Por otro lado, el ex Oklahoma City continuó en un nivel superlativo y realizó 36, diez, cinco y dos robos.

Asimismo, Danuel House Jr, Robert Covington y P.J. Tucker se encargaron de darle al equipo una solidez defensiva que desconcertó a Jayson Tatum (5-15 en tiros de campo y 0-7 en triples) y Kemba Walker (5-17 y 1-6). El alero sumó 17 unidades (tres aciertos detrás del arco) y nueve tableros.

Por su parte, el ala-pivote demostró nuevamente que tiene las condiciones de encajar en el sistema de juego, ya que contribuyó con 12 puntos (dos conversiones en tiros externos), siete rebotes, tres pases gol, tres recuperos y cuatro tapas. También, el interno fue el sostén del dueño de casa en la pintura (cuatro, seis y dos robos), protegiéndola de los ingresos rivales.

 

Con este resultado, Houston conservó el quinto lugar del Oeste con un récord de 34-20. Su próximo encuentro será el viernes 21 de febrero a las 00.30 (después del jueves), en Golden State. En cambio, Boston recibirá este jueves a los Clippers a las 22 horas.