El base encajó 12 de sus 21 puntos en el último cuarto y permitió la victoria de los Nets en Indiana por 106-105. El equipo de Nate McMillan acumuló su sexta caída en fila, pese al triple-doble de Domantas Sabonis.

Uno de los partidos más parejos de la temporada se jugó este lunes por la noche en Indiana. Brooklyn se presentó sin Kyrie Irving (entre otras bajas), pero aún así se las ingenió para conseguir un triunfo clave en la casa de los Pacers por 106-105. El local hizo una buena labor, pero no pudo evitar su sexta derrota consecutiva.

La visita no tuvo respuestas al juego interno de Domantas Sabonis (23 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes) y Myles Turner (15), pero supo responder a través de un buen goleo exterior para mantener la contienda pareja. Tanto Taurean Prince (14) como Garrett Temple (11) acertaron dos de sus tres triples en el primer cuarto, mientras que el ex Atlanta sumó su restante en el segundo período para que su equipo pueda ir al descanso con un favorable 51-48.

El nivel de la visita bajó considerablemente a la vuelta del descanso, cuando el local hizo valer su fortaleza defensiva y halló tres de sus siete triples en la noche. Víctor Oladipo (12) tuvo su mejor tramo en la noche, mientras que Sabonis expuso las falencias de Jarrett Allen (13 tantos y 8 rebotes) y DeAndre Jordan (11 puntos y 19 rebotes) para complementarlo. Del otro lado, Joe Harris (15) acertó tres bombazos para combinar nueve de las 26 unidades conseguidas por su equipo en el tramo. De esta manera, el dueño de casa avanzó al último período con un favorable 80-77.

Todo parecía indicar que el triunfo iba a ser posible para que el equipo de McMillan pueda cortar su mal momento, pero este no esperaba la reacción de Spencer Dinwiddie. El ex Detroit se calzó el traje de héroe y acertó 12 de sus 21 puntos en la noche durante el tramo para alcanzar el doble-doble (10 asistencias).

Más allá que Indiana llegó a escaparse a cuatro (103-99) con 1:24 en el reloj, cinco puntos de Harris le devolvieron la ventaja a la visita, pero Sabonis rompió y clavó una bandeja para el 105-104 con 10 segundos en el reloj.

Ahí, con toda la presión sobre el equipo de Kenny Atkinson, después de una agónica derrota en Toronto, Dinwiddie se calzó la capa de héroe. Al perimetral no le tembló el pulso y acertó un step-back que puso el 106-105 con cinco segundos en el reloj. En el otro costado, tras una falta previa de LeVert a Oladipo ya que Brooklyn todavía tenía una para dar, Brogdon sacó un triple forzadísimo entre dos jugadores que ni siquiera tocó el aro.

De esta manera, los Nets cerraron la jornada con una marca de 24-28 que los mantiene como los octavos del oeste. Los neoyorquinos volverán a jugar este miércoles, cuando viajen a Toronto para medirse con los Raptors desde las 21:30.

Por su parte, los Pacers buscarán cortar su mala racha también el miércoles, cuando reciban a los líderes del este, los Milwaukee Bucks, a las 21:30.