Los Lakers dejaron atrás la derrota ante Houston con un ajustado triunfo sobre Golden State por 125 a 120, de visitante. Anthony Davis (27) y LeBron James (22) combinaron 49 puntos.

Había muchas incógnitas acerca de la llegada de Andrew Wiggins a los Warriors. A raíz del intercambio por D’Angelo Russell, el ex alero de Minnesota se trajo su millonario contrato a la Bahía. Entonces, los fans querían seguirlo en el inicio de una nueva etapa en su carrera.

Afortunadamente, el jugador de sexto año estuvo a la altura de las circunstancias y ayudó a ofrecer un partido entretenido por Televisión Nacional. Fue uno de los más destacados en el elenco de Steve Kerr con 24 tantos (3-4 detrás del arco) y cinco robos. Marquese Chriss, quien firmó un nuevo contrato en la semana, lo acompañó con 26, nueve rebotes y dos bloqueos.

No obstante, los dirigidos por Frank Vogel sacaron adelante la difícil situación en el segundo tiempo, con el fin de recuperarse de la caída en casa ante los Rockets. Anthony Davis (27 unidades, diez tableros y tres recuperos) y LeBron James (22, ocho y once asistencias) impusieron su jerarquía sobre el núcleo joven del conjunto de San Francisco.

Asimismo, fue clave el aporte de la segunda unidad de la visita, ya que combinó 41 puntos. Dwight Howard (12 y ocho rebotes), Kyle Kuzma (12, dos, seis pases gol y tres robos) y Rajon Rondo (11, cuatro y cuatro) fueron los suplentes más destacados. En tanto, Avery Bradley acompañó muy bien al quinteto inicial, debido a que 21 (5-7 en tiros externos) y recuperó dos.

De esta manera, los Lakers conservaron el liderazgo en el Oeste, con un récord de 39 triunfos y 12 derrotas. Este martes recibirán a Phoenix a las 00.30 (después del lunes). A la misma hora, Golden State (12-41) volverá a jugar en el Chase Center, esta vez contra MIami.