Los Mavericks llegaron a mandar por 31 puntos antes de vencer a los Hornets en el Spectrum Center por 116-100.

Dallas no necesitó del tándem europeo de Doncic-Porzingis para vencer a Charlotte en la jornada del sábado por 116-100. El equipo de Rick Carlisle fue superior desde el primer cuarto, cuando montó un parcial de 31-10 que le dio las riendas del juego. Pese a algunos puntos bajos en el segundo y último parcial, el elenco texano jamás perdió su comodidad para conseguir una marca de 32-21 a la hora de finalizar la producción sabatina.

Si bien cuatro de los cinco titulares de la visita acabaron en doble dígito, lo mejor del equipo se volvió a ver en la calidad anotadora de Seth Curry (26). El escolta desbancó a su hermano, Stephen,  para volverse el tirador exterior más preciso del momento, con un porcentaje de 43,6% mayor al de cualquier jugador actual en su carrera. Seth lo logró al acertar seis de sus ocho triples intentados en la noche.

Del otro lado de la cancha, Charlotte jugó su primer partido tras las rescisiones de Marvin Williams (Milwaukee Bucks) y Michael Kidd-Gilchrist, alero que se espera que firme con, justamente, Dallas. Devonte Graham, quien participará del concurso de triples en el fin de semana del Juego de las Estrellas en Chicago, firmó un doble-doble con 26 tantos y 10 asistencias. Por su parte, Malik Monk (19) encajó ocho de sus trece lanzamientos tomados en 28 minutos, además de registrar la mejor volcada del sábado.

Ambos equipos volverán a jugar el próximo lunes. Los Hornets viajarán a Detroit para un duelo con los Pistons, el cual iniciará a las 21:00. Por su parte, los Mavericks retornarán a casa para recibir al Utah Jazz desde las 22:30.