Los Pelicans llegaron a mandar por 27 puntos, pero apenas vencieron a los Bulls por 125-119. Los visitantes encajaron 16 triples a lo largo de la noche.

Nueva Orleans tuvo una noche más agitada de lo que esperaba en el United Center. El equipo de Alvin Gentry pudo contar con Zion Williamson (21) pese a abrir la jornada en dudas por un esguince en uno de sus pies. Pese a esto, el novato mostró un grandísimo nivel a lo largo de la noche para volver a ser el líder de los suyos, que volvieron a dar señales de irregularidad.

A base del poderío interno del ex Duke, y del juego triplero colectivo, New Orleans llegó a montar una ventaja de 27 puntos que parecía lapidaria en el tercer cuarto. El tridente de Lonzo Ball (nueve tantos y diez asistencias), Josh Hart (12-7-6) y J.J. Redick (18) combinó nueve de los catorce triples en la jornada para acompañar al rookie.

No obstante, Chicago no tiró la toalla y reaccionó a base de Adrian Mokoka, que encajó tres triples para combinar nueve de sus 15 tantos en el tramo. A través de él, el equipo reaccionó y halló otras siete unidades en Shaquille Harrison para achicar el margen. Una bomba de Arcidiacono (13) llegó a arrimar al local a cuatro unidades, pero en el otro costado apareció Melli para sentenciar el partido.

Próximo partido:
NOP: Visitará a Indiana Pacers, el sábado a las 21:30.
CHI: Visitará a los Philadelphia 76ers, el domingo a las 20:00.