Milwaukee volvió a hacer valer su gran nivel ante uno de los rivales más duros del este: venció 112-101 a Philadelphia en casa. Giannis Antetokounmpo la volvió a romper para el elenco de Wisconsin.

Mientras la mayoría de los equipos lucha por posicionarse de la mejor manera en el este, Milwaukee (44-7) ya le sacó una gran distancia al resto de la conferencia y la ratifica noche a noche, tanto con resultados como rendimiento. Este jueves por la noche volvió a mandar a su gusto, tomando una ventaja máxima de 17 puntos antes de superar a Philadelphia (31-21) por 112-101.

La visita se mantuvo en el juego a raíz de su juego externo (19 triples), pero estuvo lejos de seguirle el paso a un rival que fue superior en ambos lados de la cancha. Luego de una primera mitad pareja (54-51), el dueño de casa hizo valer su superioridad a través de Giannis Antetokounmpo, quien golpeó en la pintura con 30 puntos, 20 rebotes y seis asistencias para ser el mejor jugador de la noche, Cuando el griego no produjo el goleo, el mismo llegó a través de Khris Middleton (20) y Eric Bledsoe (14-8-6).

Pese a la derrota, la visita tuvo puntos altos en Tobías Harris (25 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias) y Al Horford (15), que combinaron 10 de los 19 triples en la noche. En tanto, Ben Simmons bordeó el triple-doble con 11 puntos, 14 rebotes y nueve asistencias.

Con esta victoria, Milwaukee alcanzó su tercera victoria en fila y manda en la región con un 44-7. El equipo de Mike Budenholzer volverá a jugar el sábado, cuando visite al Orlando Magic desde las 19hs.

Por su parte, Philadelphia no pudo evitar su tercera derrota en fila y cerró la jornada con una marca de 31-21, que lo dejó sexto en la conferencia. El elenco de Brett Brown no tendrá descanso y buscará la recuperación