La franquicia ganó la puja por el ex Nueva York, que promete dar que hablar en el equipo de Doc Rivers.

Los Clippers estaban en la búsqueda de dar un mayor salto de calidad tras su verano exitoso, en el que se hicieron con los servicios de Kawhi Leonard y Paul George. Luego de barajar opciones tanto para los puestos de alero como de pívot, la franquicia llegó a un acuerdo este jueves por la tarde para hacerse con los servicios de Marcus Morris, uno de los jugadores más codiciados, al menos desde los rumores que había en torno al cierre del mercado.

Los angelinos lograron ficharlo a través de un movimiento a tres bandas que incluyó a los Washington Wizards y, lógicamente, a los New York Knicks. Los californianos lograron el fichaje al sumar a Morris como a Isaiah Thomas (quien será cortado), mientras que debieron dejar ir a Maurice Harkless y su primera ronda del Draft 2020 a la Gran Manzana, como también a Jerome Robinson a la entidad capitalina.

La llegada de Morris la impregnará una herramienta ofensiva más al equipo de Doc Rivers, que tendrá la chance de presentar un quinteto inicial muy completo, tanto en ataque, como en defensa y en el goleo interno-externo, en el quinteto de Beverley, George, Leonard, el nuevo jugador y Zubac. A la par, la franquicia no tuvo que deshacerse de Shamet, Williams, Patterson, Harrell y Green,el quinteto suplente más productivo en ataque que tiene la liga en esta temporada.

En tanto, Nueva York volverá a apostar por sus jóvenes, mientras que Washington se deshizo de un contrato clave para achicar su rango salarial, a la vez de darle un mayor lugar al recientemente fichado Shabazz Napier (llegó desde Denver a cambio de Jordan McRae).