Los Clippers aguaron la noche feliz del Heat con un gran triunfo por 128-111 en el Staples Center. Los locales llegaron a caer por 12 puntos, pero encajaron 24 triples y se impusieron con relativa comodidad.

El Heat dio la gran noticia del miércoles al ganarle la puja a Lakers, Clippers y Rockets, entre otros, y hacerse con los servicios de Andre Iguodala. La franquicia de Florida parecía no estar en la carrera por el ex Warriors, pero se movió rápido, tentó a Memphis con Justise Winslow y logró su cometido en pos de dar un paso en la pelea por el anillo.

Mientras Woj confirmó la noticia del arribo del MVP de las finales del 2015, el equipo entraba en calor en Los Ángeles para un duelo importante ante Los Ángeles Clippers. Lógicamente, Winslow quedó marginado del encuentro, al igual que Dion Waiters y James Johnson, con quienes la franquicia planea tentar al OKC, además de alguna elección del Draft, para poder abrochar a Danilo Gallinari.

En lo que respectó al juego, el elenco de Erik Spoelstra hizo una buena presentación en el Staples Center, pero no supo aguantar su ventaja máxima de 15 puntos y cayó por 128-111. El local llegó a sufrir 9 de los 15 triples de su rival en la primera mitad, pero supo contenerlo en la segunda parte para frenarle el envión y tomar las riendas del juego a partir de un histórico juego externo, con 24 bombazos propios (nuevo récord de la franquicia). Un parcial de 37-22 en el tercer cuarto le permitió pasar al frente, mientras que supo aguantar los embates de su rival en el último período para obtener la victoria.

Si bien Paul George (23 puntos -5/7 en triples- y 10 rebotes) y Kawhi Leonard (14 tantos -4/10 3PT-, siete rebotes y nueve asistencias) nuevamente fueron vitales, las mejores producciones llegaron desde los suplentes, quienes permitieron aquel parcial del tercer cuarto que le dio el control a los locales. Landry Shamet (23 -6/13-) fue el más destacado de ellos, aunque también hubo puntos altos por parte de Lou Williams (14 -1/6-), Montrezl Harell (14), JaMychal Green (12 -4/7-) y Maurice Harkless (11 -3/5-).

Del otro lado de la cancha, lo más destacado llegó a través de Derrick Jones Jr (25 puntos y nueve rebotes), quien dejó más de un highlight para anticipar lo que será su producción en el concurso de volcadas del All-Star Weekend. Además, Bam Adebayo volvió a tener una producción que justificó su presencia en el Juego de las Estrellas: 22 puntos, 11 rebotes, seis asistencias y dos robos.

De esta manera, los Clippers alcanzaron una marca de 36-15 y cerraron la jornada apenas a dos victorias de los Lakers (38-11), los líderes de la región. Los angelinos volverán a jugar este sábado, cuando visiten a Minnesota Timberwolves desde las 22hs en lo que será el primero de sus cuatro juegos seguidos fuera de casa.

Por su parte, el Heat no pudo cerrar la jornada con lo que hubiese sido su tercera victoria en fila y registró un récord de 34-16. A la espera de más novedades en los traspasos, el equipo podría tener el debut de sus nuevos jugadores este viernes, cuando se presente ante los Kings, en Sacramento (sábado a las 00hs de Argentina por la diferencia horaria). Este será el primero de los cinco juegos que tendrá como visitante.