Los Lakers festejaron por primera vez en el Staples Center, tras el fallecimiento de Bryant. Fue por 129 a 102 sobre San Antonio, de la mano de LeBron James (36 puntos, siete rebotes y nueve asistencias).

El conjunto angelino le quedó un paso por completar el viernes pasado, en el homenaje a Kobe Bryant. Damian Lillard tuvo una de sus enormes actuaciones para que Portland se llevara el triunfo a casa.

Sin embargo, la celebración llegó cinco días después, frente a unos Spurs en plena Gira del Rodeo. El conjunto texano venía de perder la noche anterior en la misma cancha, con los Clippers.

Luego de un primer tiempo con imprecisiones, el elenco de Frank Vogel tomó distancia en el marcador en el tercer cuarto. Es que concretó una racha de 24 a 13, gracias a la conducción de LeBron James (28 unidades, siete tableros y nueve pases gol). En tanto, Anthony Davis (18 y cinco) y JaVale McGee (14 y cinco) acompañaron al Rey en los contragolpes (24), además de haber abastecido el juego interior.

En el último período, fue el momento del Mejor Jugador del Oeste en el mes de enero. El ex Cleveland y Miami impresionó nuevamente a su gente, convirtiendo cinco triples seguidos. El alero finalizó con 66,7% de efectividad desde el perímetro (6-9). Por otro lado, Kyle Kuzma (18 puntos y 12 rebotes) y Dwight Howard (12 y 11) hicieron sus aportes desde la banca.

Con este resultado, los Lakers se afianzaron un poco más en el primer puesto del Oeste (38-11). Este viernes volverá a jugar en casa a las 00.30 (después del jueves), esta vez contra Houston. Media hora más temprano, San Antonio (22-28) disputará el tercer encuentro de la gira en Portland.