Sin Irving, Brooklyn se impuso sobre Phoenix por 119 a 97, de local. Caris LeVert igualó la mejor marca personal en un partido (29 puntos).

Los Nets cerraron la semana anterior con una ajustada derrota en Washington. Sin embargo, efectuaron la recuperación inmediata en casa, frente a los Suns de Devin Booker. Y eso que no contaron en sus filas con Kyrie Irving (esguince en el ligamento medial de la rodilla derecha).

El dueño de casa hizo la diferencia en la segunda parte, a través de una ráfaga de 64 a 45. Caris LeVert aprovechó al máximo la oportunidad de ser titular, ya que igualó el mejor récord personal en un solo juego. El escolta encestó 29 tantos (2-4 detrás del arco), siete asistencias y dos robos.

 

También, Taurean Prince y Joe Harris ayudaron al conjunto neoyorquino a darle mayor fluidez en ataque. El ala-pivote aportó su agresividad en las entradas a canasta y sumó 16 unidades (3-6 en triples) y seis rebotes. En cambio, el alero encestó 15 (dos) y bajó cuatro.

En cuanto a los suplentes, Timothe Luwawu-Cabarrot fue el máximo anotador, demostrando así porqué está formando parte del elenco de Kenny Atkinson. El escolta francés contribuyó con 14 puntos (3-4 en tiros externos) y tres tableros.

Con este resultado, Brooklyn lleva tres victorias al hilo en el Barclays Center y se mantiene en el séptimo puesto del Este (22-27). Este miércoles tendrá una nueva cita de local a las 21.30, pero contra Golden State. Media hora más temprano, Phoenix (20-30) visitará a Detroit.