Los Celtics vencieron a los Hawks por 123-115 en Atlanta, y sumaron su cuarto festejo en fila.

Si bien Atlanta (13-38) cerró la jornada del lunes con la peor marca del este, Boston (34-15) abrió la semana con un partido complicado en la casa de los Hawks. El equipo de Brad Stevens debió presentarse en el primero de sus cuatro juegos de la semana sin dos jugadores perimetrales claves como Kemba Walker y Marcus Smart. Pese a esto, el elenco de Massachussetts cumplió con sus deberes y venció por 123-115 para firmar su cuarto triunfo consecutivo.

La visita se mostró floja en el arranque del juego, en el que permitió un constante goleo externo del rival, que se mantuvo al frente de la mano de Trae Young (34 puntos -4/11 de lejos-, siete asistencias y tres rebotes), Kevin Huerter (23 -5/11-) y John Collins (22 tantos -2/2- y 11 rebotes). El local encajó 10 de sus 13 triples del juego durante los primeros 24 minutos, pero no halló el goleo necesario de su banca para tomar una distancia mayor a siete unidades. Por su lado, Boston aguantó a través de los chispazos del mejor jugador de la última semana, Jaylen Brown (21) y achicó el margen a un 62-60 a la hora de ir a los vestuarios.

No obstante, la visita reaccionó en el tercer período, cuando tuvo su mejor momento de la noche. Jayson Tatum pasó de ser un jugador intrascendente a fundamental, aportando 15 de sus 28 puntos en el tramo, incluyendo tres de sus cinco triples en el juego. La reacción del All-Star le generó espacios al resto de la ofensiva, que fue complementada por ocho unidades Brown y que también halló un punto alto en Gordon Hayward (24-7-6). En tanto, el equipo mostró otro semblante en defensa y tomó una ventaja de 13 puntos que parecía lapidaria.

Pero, como viene sucediendo en esta temporada, luego de un gran momento del equipo de Brad Stevens, vino otro muy flojo. Boston bajó la guardia, cometió 10 de sus 15 pérdidas en el juego, y permitió un parcial de 22-11 de Atlanta, que achicó el margen a dos unidades. En el peor momento, el gigante Grant Williams (13) se hizo valer en ambos costados de la cancha para evitar la derrota.

Próximo partido:
BOS:
Recibirá a Orlando Magic, el miércoles 5/2 a las 21:30.
ATL: Visitará a Minnesota Timberwolves, el miércoles 5/2 a las 21:30.