Los Spurs fueron de mayor a menor y cayeron ante los Clippers por 108-105, en Los Ángeles. Este martes se medirán con los Lakers.

El tradicional ‘rodeo trip’ de San Antonio inició este lunes por la noche, con el primero de sus ocho juegos consecutivos como visitante. Su primera parada se dio en Los Ángeles, donde disputó el inicial de sus dos juegos back-to-back ante los equipos de la ciudad. En este caso, cayó ante Los Ángeles Clippers por 108-105.

La historia había arrancado de la peor manera para el local. San Antonio abrió el partido en un gran nivel, encajando cinco de sus 12 triples en la noche durante los primeros doce minutos, nuevamente con Patty Mills (18) como máximo artillero externo. A partir del rendimiento del australiano, el equipo de Pop le pudo sacar mayor jugo al lanzamiento de media distancia, a través de LaMarcus Aldridge (27) y DeMar DeRozan (26), para cerrar el primer parcial con un 35-25.

La visita llegaría a gozar de una diferencia máxima de 15 puntos en el segundo cuarto, pero el elenco de Doc Rivers fue hallando las respuestas en defensa con Kawhi Leonard (22-6-7) a la cabeza. El alero leyó muy bien los ataques de su ex equipo, supo por dónde frenarlo y empezar a liderar los contraataques. A través de su trabajo, como el de George (19-12-8) y el de Beverley (12-4-5), el local se arrimó a un 63-51 a la hora de ir a los vestuarios.

Este buen trabajo defensivo se acentuaría en el tercer cuarto, cuando el dueño de casa halló su mejor momento en ataque. El equipo movió bien la pelota y expuso las flojas rotaciones de un equipo de Pop que no supo tanto frenarlo, como golpearlo por fuera del par Aldridge-DeRozan. El local demostró porqué está mejor posicionado en la conferencia al montar un 31-19 que le dio la ventaja por 85-82.

Pese a su superioridad, los Clippers también mostraron una falencia en el último cuarto: el marcaje en el poste. Tanto Harkless como Zubac no pudieron frenar a Aldridge en el poste, vía por la cual llegaron la mayoría de los puntos del equipo texano. Por esto, el equipo de Doc Rivers no pudo alejarse en el marcador y se vio involucrado en un final cerrado.

Más allá de esto, los locales hicieron mejores las cosas en el último minuto. Leonard sacó a relucir su magnifico nivel en ambos lados de la cancha, mientras que George se encargó de liquidar el juego con un lanzamiento en la cara de Lonnie Walker IV.

Próximo partido:
SAS:
Visitará a Los Ángeles Lakers, el miércoles 5/2 a las 00:00.
LAC:
Recibirá al Miami Heat, el jueves 6/2 a las 00:00.