El equipo de Budenholzer no tuvo problemas para vencer en casa a Phoenix por 129-108. Giannis Antetokounmpo estuvo a una asistencia del triple-doble, mientras que Brook López clavó nueve tapas.

En la antesala de la 54° edición del Superbowl de la NFL, la NBA presentó una cartelera de cuatro partidos, con varios de los mejores equipos de la liga en acción. Entre ellos se encontró el rey del este, Milwaukee Bucks, que no tuvo mayores inconvenientes para superar a Phoenix por 129-108.

El equipo de Mike Budenholzer marcó el compás desde el arranque, con un buen trabajo defensivo para negar que el rival entre en ritmo por fuera del tándem de Devin Booker (32 puntos, siete rebotes y seis asistencias) y Deandre Ayton (20 tantos y 14 rebotes). Phoenix no pudo sentirse cómodo en ningún momento de la tarde, mientras que en el otro costado tampoco pudo frenar a una ofensiva que giró en torno a la figura de Giannis Antetokounmpo.

El griego lideró la victoria del con 30 puntos, 19 rebotes y nueve asistencias, siendo letal tanto con las penetraciones como a la hora de descargar para los tiradores en las esquinas. En esto se destacó Khris Middleton, quien encajó tres de los cinco lanzamientos externos que tomó para combinar 25 tantos, ocho rebotes y seis asistencias. Además, el equipo halló dos aciertos lejanos en Eric Bledsoe (12), Ersan Ilyasova (8), Donte DiVincenzo (15), Kyle Korver (8) y Pat Connaughton (8).

La otra figura destacada del juego fue Brook López, quien no sólo encajó 17 puntos, sino también clavó nueve tapas. Pese a registrar su mejor marca de la carrera, el ex Nets y Lakers no pudo alcanzar el récord de franquicia, el cual ostenta Kareem Abdul-Jabaar tras sus diez bloqueos en el juego del 3 de noviembre de 1973, ante Detroit Pistons.

Milwaukee cerró la semana con un récord de 42-7, todavía lejos del escolta, Toronto Raptors (36-14). El equipo se volverá a presentar este martes por la noche, cuando viaje a Nueva Orleans para un duelo con los Pelicans, el cual iniciará a las 21:30.

Por su parte, Phoenix acumuló su segunda caída en fila y la sexta en los últimos diez juegos, quedando así decimoprimero en el oeste con una marca de 20-29. El equipo de Monty Williams deberá reaccionar rápidamente si desea dar el batacazo y meterse en los Playoffs. Su primer chance la tendrá este lunes, cuando visite a los Nets en Brooklyn, desde las 21:30: