Los Mavericks vencieron cómodamente a los Hawks por 123-100. Jalen Brunson hizo una buena labor para suplantar al esloveno, mientras que Trae Young se retiró en el tercer cuarto con un esguince de tobillo.

El calendario indicaba que este sábado iba a darse un choque de los dos mejores Sophomores (jugadores de segundo año) de la liga, en Dallas. Sin embargo, Luka Doncic, la estrella de los Mavericks, sufrió un esguince de tobillo que lo marginó del pleito, como también lo tiene en duda para protagonizar su primer Juego de las Estrellas.

En este contexto, todo había quedado servido para que Trae Young demuestre su gran nivel y lidere a los Hawks a otro triunfo. Pero esto tampoco pudo ser. Luego de una primera mitad adversa, en la que su equipo se fue al descanso con un adverso 62-49, el base dio el susto de la noche al sufrir, justamente, un esguince de tobillo derecho.

Así, el juego perdió su atractivo principal, aunque ya estaba decantado para el elenco de Rick Carlisle, que prosiguió con su dominio para imponerse cómodamente por 123-100. El dueño de casa encontró un punto altísimo en el rendimiento de Jalen Brunson, quien combinó 27 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes, además de un 12/22 de campo, para ser la figura del partido. El base aprovechó la oportunidad de ser titular para demostrar su capacidad, mientras que fue bien complementado por Dorian Finney-Smith (22-7-4), Maxi Kleber (18), Seth Curry (15) y Justin Jackson (10).

Del otro lado de la cancha, lo mejor llegó por parte de John Collins (26 puntos y 11 rebotes) y Kevin Huerter (20). En tanto, Brandon Goodwin fue el más destacado de los suplentes, firmando una planilla de 11 unidades, siete rebotes y cinco asistencias.

Próximo partido:
DAL: Visitará a los Indiana Pacers, el lunes 3/2 a las 21hs.
ATL:
Recibirá a los Boston Celtics, el lunes 3/2 a las 21:30.