Boston derrotó con contundencia a Philadelphia por 116 a 95, de local, y acumuló tres triunfos al hilo. Jaylen Brown (32) y Jayson Tatum (25) combinaron 57 puntos.

Los Celtics cerraron una semana ideal, ya que venían de ganarles a Miami (de visitante) y a Golden State (en casa). En esta ocasión, el elenco de Brad Stevens se hizo fuerte en el TD Garden para vencer a uno de los rivales directos de Playoffs, los Sixers.

La solidez defensiva jugó un papel trascendental en el marcador final. Es que hizo un enorme trabajo en el afán de anular a Joel Embiid dentro de la cancha (1-11 en tiros de campo). Daniel Theis se encargó de controlarlo al pivote camerunés, por lo tanto terminó con 18 de valoración.

Asimismo, la dupla de perimetrales del conjunto de Massachusetts volvió al rescate. Debido a la ausencia de Kemba Walker (molestias en la rodilla izquierda), Jaylen Brown (32 tantos, nueve rebotes y dos recuperos) y Jayson Tatum (25 y 3-6 desde el perímetro) dieron un paso adelante a la hora de comandar la ofensiva.

 

En tanto, Marcus Smart y Brad Wanamaker cumplieron con la tarea de ocupar el lugar del ex Charlotte. El guardia de sexto año brilló con sus 16 puntos, cuatro asistencias y dos robos, mientras que el base suplente aportó 15 (2-5 detrás del arco), tres y dos.

Con este resultado, Boston se mantuvo en el tercer puesto del Este con un récord de 33-15. Su próxima presentación será este lunes a las 21.30, en Atlanta. A la misma hora, Philadelphia (31-19) visitará a Miami.