Sacramento aplastó a los Clippers por 124 a 103, de visitante, y lo bajó al tercer puesto del Oeste. De’Aaron Fox se lució con 34 puntos, ocho asistencias, cuatro robos y dos tapas.

Fue el primer encuentro en el Staples Center, luego del fallecimiento de Kobe Bryant. Antes del salto inicial, Paul George ofreció su voz para el video tributo de los Clippers a la leyenda de los Lakers. A continuación, se realizaron 24 segundos de silencio, en honor al astro del equipo rival.

Después del respeto y la emoción por lo ocurrido el domingo anterior, llegó la hora de la acción. Y el mismo PG retornó a las canchas después de haberse ausentado en nueve partidos por una lesión en el isquiotibial izquierdo. Asimismo, Patrick Beverley volvió al ruedo tras haber sufrido una distensión en la ingle derecha.

Sin embargo, George tuvo problemas para liderar al conjunto angelino, ante la ausencia de Kawhi Leonard (molestias en la zona lumbar de la espalda). La defensa de los Kings (11 recuperos en total) controló muy bien al ex Indiana y Oklahoma, dejándolo en apenas ocho unidades (2-10 en tiros de campo).

Por otro lado, el elenco de Luke Walton batió a la defensa contraria con una gran efectividad en los triples (51,2%). Buddy Hield (19 puntos, cinco aciertos y siete tableros), Cory Joseph (16, cuatro y siete asistencias) y Bogdan Bogdanovic (15 y cuatro) lideraron a la visita en dicho rubro.

 

También, De’Aaron Fox fue nuevamente la figura de la franquicia californiana. El base de tercer año desplegó su intensidad defensiva y explosividad en las rápidas transiciones, sumando 34 tantos (3-4 detrás del arco), tres rebotes, cuatro recuperos, dos bloqueos y ocho pases gol. En tanto, Dewayne Dedmon aprovechó la titularidad con la intención de mostrar sus aptitudes en el juego interior (11, 11, cuatro y tres).

Con este resultado, Sacramento extendió su récord a 18 victorias y 30 derrotas. Este domingo se volverá a ver las caras con los Clippers (33-15) a la medianoche, esta vez en el Golden 1 Center.