Miami dejó atrás la derrota ante los Clippers con un cómodo triunfo sobre Orlando por 113 a 92, de local. Duncan Robinson (21) y Bam Adebayo (20) combinaron 41 puntos.

Al igual que en la jornada del domingo, ambos equipos de Florida le rindieron homenaje a Kobe Bryant en el comienzo del partido. El Heat ganó el salto y cometió la violación de 24 segundos, seguido por la infracción de ocho segundos en el propio campo por parte del Magic.

Si bien fue un hecho reiterativo en estas últimas dos jornadas, se trata de un tipo de gesto respetuoso y enaltecedor de las franquicias. Todos tuvieron en cuenta la trascendencia del astro de los Lakers, debido al impacto que generó en la gran mayoría de los jugadores actuales.

 

El elenco de Erik Spoelstra volvió al ruedo tras el duro tropiezo del viernes pasado en casa, frente a los Clippers. Nuevamente en el American Airlines Arena, el equipo se recuperó ante el vecino de la mano de Duncan Robinson y Bam Adebayo. El escolta estuvo letal con sus ejecuciones desde el perímetro (6-9), por lo tanto fue el máximo anotador con 21 unidades.

En tanto, el pivote conservó su altísimo nivel de juego y completó un triple-doble (20 tantos, diez rebotes y diez pases gol). Luego del partido, en la entrevista dentro del campo de juego, Adebayo le dedicó su actuación a The Black Mamba.

Una buena noticia para el dueño de casa fue la participación de Jimmy Butler, luego de haberse retirado el último juego por un esguince en el tobillo derecho. El referente tuvo un buen desempeño, con 19 puntos y siete pases gol. Por otro lado, Goran Dragic encestó 14 (4-6 en tiros externos) y repartió cinco desde el banco.

Con este resultado, Miami se mantuvo en el segundo lugar del Este, con un récord de 32-14. El último de sus cinco compromisos seguidos de local será el jueves a las 22 horas, frente a Boston. En cambio, Orlando volverá a disputar el clásico de Florida este sábado a las 21, pero en el Amway Center.