James se volvió el tercer máximo anotador de la historia de la NBA, pero su equipo no estuvo a la altura y cayó en la casa de los Sixers por 108-91.

­

Era cuestión de tiempo para que LeBron James supere a Kobe Bryant como el tercer máximo anotador de la historia de la NBA. El alero había quedado a 18 puntos tras la victoria del jueves en Brooklyn por lo que sólo era necesario cumplir con formalidades para que El Rey selle el hito.

Pese a que LeBron oficia de conductor en los Lakers, el ex Cleveland y Miami cumplió con su cometido este sábado por la noche, cuando su equipo enfrentó a Philadelphia. En el meridiano del tercer cuarto, tras quebrar la defensa rival con una buena penetración, encontró el ángulo justo para encajar una bandeja con derecha tan simple como certera.

No obstante, pese a la ovación recibida en el Wells Fargo Center, LeBron se retiró enojado de la casa de los Sixers. Su equipo no jugó bien colectivamente ante otro buen rival, registrando así una caída por 108-91, además de una marca de 12-9 ante equipos por encima del 50% de victorias.

El equipo de Frank Vogel no encontró una buena producción ofensiva por fuera del tándem integrado por James (29-7-8) y Davis (31 tantos y siete rebotes), mientras que tampoco estuvo firme en defensa para frenar los constantes ataques de Ben Simmons a la pintura. El australiano acertó 12 de sus 15 tiros de campo para combinar 24 de sus 28 puntos en la noche, mientras que también bajó 10 rebotes, dio ocho asistencias y robó cuatro pelotas para ser la figura del encuentro.

Un punto sorpresivo en el rendimiento local fue el goleo externo. Pese a no contar con tiradores constantes, Philadelphia encontró nueve de sus trece triples en el juego durante la primera mitad, lo que le permitió estar al frente a la hora de ir a los vestuarios (59-50).

Luego, el dueño de casa abrió la segunda mitad en un gran nivel, con un parcial de 15-2 para tomar una diferencia máxima de 22 unidades. El elenco angelino intentó responder en el último cuarto y llegó a achicar el margen a cinco, pero la falta de buen aporte ofensivo colectivo lo privó de conseguir una victoria importante.

Próximo partido:

PHI: Recibe a Golden State Warriors, el martes 28/1 a las 21hs.
LAL: Enfrente a Los Ángeles Clippers, el miércoles 29/1 a las 00hs.